"Me sentí muy humillada", Lili Estefan habla como nunca de la infidelidad de su esposo y su divorcio

La presentadora cubana del programa de Univisión “El Gordo y la Flaca” reveló detalles de su divorcio y las causas del mismo por primera vez en un programa en vivo, junto a Gloria Estefan
Lili
 

Reproduce este artículo

La presentadora cubana del show de Univisión “El Gordo y la Flaca”, Lili Estefan, reveló por primera vez detalles del proceso de divorcio de hace tres años con su entonces esposo Lorenzo Luaces, tras 28 años de matrimonio.

En aquel momento Lili no dio detalles de su ruptura, pero en esta ocasión, durante el estreno de “Red Table Talk: The Estefans”, se sintió en la seguridad familiar de abrirse y explicar los por qué.

La cubana fue más sincera que nunca y dijo: “Mi esposo me dice, tengo que hablar contigo, tengo que decirte algo y yo le digo, ‘¿qué?, date prisa porque tengo un show a las 4’. Un paparazzi me ha tomado fotos con otra mujer y me están pidiendo 200 mil dólares por las fotos”.

“De inmediato trato de disculparlo, correcto, delante de los niños y, en algún momento, termino la conversación, lo miro y le digo: ‘¡Me rompiste el corazón!’ y salgo de la habitación”, recordó la cubana casi a punto de llorar.

No obstante creyó que podía seguir adelante y perdonarlo. Pero la prensa siguió presionándolos al punto de destruirlo todo, un buen día, en medio de la extorsión su esposo y padre de sus hijos decidió irse de la casa sin más explicaciones. Todavía la cubana no puede contarlo sin afectarse.

“Después de que lo defendí durante horas frente a mi jefe y los abogados. Me divorcié y nunca jamás tuve una conversación con él, lo cual creo que es lo más difícil porque”, “No tuviste cierre”, le dijo Gloria Estefan. “Sí y solo decía, Dios ayúdame. Me sentí muy humillada”, añadió la conductora del “Gordo y la Flaca”.

Después de la tormenta, llega la calma. Ahora la presentadora solo pide que sus hijos tengan una buena relación con su padre y que conozcan al hombre del que ella se enamoró hace más de dos décadas.

“Rezo para que mis hijos conozcan al chico con el que me casé, porque con el chico que me casé, no es el chico del que me divorcié y, no para mí, pero ellos se merecen conocer a ese chico increíble con el que me casé y no puedo decir más de eso”, confesó la cubana.