Humorista Ulises Toirac pide auxilio porque está sin salbutamol

El humorista cubano Ulises Toirac pidió ayuda en redes sociales al quedarse sin salbutamol y no encontrarlo en ninguna parte de La Habana
Ulises Toirac
 

Reproduce este artículo

El popular humorista cubano Ulises Toirac, conocido por su papel de “Chivichana” en el serial de “Jura decir la verdad” pidió ayuda en Facebook al quedarse sin un medicamento vital para sus crisis respiratorias, y por lo tanto vital para su vida.  

“Sin salbutamol en spray soy hombre muerto”, escribió el humorista y actor de la isla, como una manera de solicitar ayuda para la escasez del mencionado medicamento que hay en Cuba.

La publicación contaba con más de 70 comentarios hasta el momento, donde en su mayoría de solidarizaban con él o le buscaban alternativas al tema en cuestión.

“Así estamos, el mío de este mes lo pude comprar en una farmacia del Cerro, previo desvío, Ayestarán y General Suárez”; le escribió el usuario Alejandro Mena Ortiz.

“Le puse me divierte a tu publicación pero es que estoy en tu misma situación, y en vez de llorar río, por suerte todavía me queda fluticasona y eso me ayuda a no usar el salbutamol”, le dijo otra usuaria nombrada Anixa Silot.

“La potencia médica ofreciendo medicación al presidente enemigo, pero ¿desentendiéndose de los cubanos? ¿Tanta inferioridad moral siente la corrupta clase dirigente?”, añadió otro a la polémica en el post sobre los faltantes de medicamentos.

El actor agregó luego en uno de los comentarios a una pregunta de si “no tenía” que en efecto, salbutamol no había en Cuba, “ni en los centros espirituales”.

Ulises Toirac es un actor, director, humorista y guionista cubano de 57 años de edad, que ha destacado en disímiles personajes dentro la pantalla chica cubana, como “Sabadazo” o “Jura decir la Verdad”. También participó en la película cubana “Alicia en el pueblo de maravillas”.

En septiembre pasado, el humorista y actor fue detenido por la policía de la capital cubana, tras un altercado en una cola, hecho que este último reconoció públicamente, aunque no la emprendió con el régimen, sino que se autoculpó.