Presentador cubano Frank Abel: “Muchas veces no tenía ni para comer”

El locutor y presentador de varios programas de TV y radio en la isla asegura que ni “libreta” tenía en La Habana
Frank Abel
 

Reproduce este artículo

El locutor y presentador cubano Frank Abel Gómez confirmó a través de una entrevista que una de las razones por las cuales emigró a los Estados Unidos en días recientes, era que muchas veces “no tenía ni para comer decentemente”.

En conversación con la ex periodista deportiva Julia Osendi, el recién llegado a Miami aseguró que nadie abandonaba su tierra “por gusto”. Frank Abel igualmente habló de la falta de atención del ICRT a los jóvenes talentos.

“Estuve más de 20 años trabajando y nunca logré tener casa propia. Además, muchas veces no tenía ni para comer decentemente. Tener que pagar una renta y quedarme prácticamente sin salario; vivir de regalos de amigos y familiares”, le declaró a Osendi en CiberCuba.  

El comunicador también contó que nunca tuvo libreta de abastecimiento en La Habana. “Ni lo mínimo me daban al no tener una dirección propia, ¿cómo no vivir al límite?”, añadió. Precisó que esa no era solo su historia, sino también la de “muchos artistas que no pertenecemos a la nueva burguesía y menos somos los mimados por elección de los dirigentes del ICRT”.

“Los que no me crean pueden indagar con mis compañeros de trabajo que muchas veces me ayudaron: dinero, comida y abrigo. Compañeros como Maurín Delgado, Lázaro Caballero, Raquel Mayedo, Yordanka Ariosa y muchos otros, entre artistas y amigos”, agregó.

Frank Abel también comentó que la Tv Cuba “se ha politizado mucho”, algo que lo ahogaba y lo hacía sentir mal. A ello, declaró, había que sumarle la poca calidad de las transmisiones televisivas en sentido general.

“Eso, sin tener en cuenta la situación económica tan paupérrima que se vive en Cuba, que es asfixiante. Esas son algunas de mis razones para dejar detrás a mi querida Patria”, continuó.

“Era muy difícil. Sí, te puedo asegurar que yo nunca he comulgado con las ideas imperantes que hay que seguir dogmáticamente, pero no era fácil expresar algo por la tele y la radio y ¡pensar de otra forma!”, concluyó.

En los últimos meses, al éxodo de cubanos hacia Estados Unidos o cualquier otro país se han sumado trabajadores de los medios estatales de comunicación, Entre ellos, se encuentra la periodista y directora de programas informativos Yailén Insua Alarcón, que pidió asilo en Colombia, y otros locutores que arribaron a Miami.