El reparto en femenino: Juntamenta de La Diosa y Flor

La denominada “dueña del reparto” en Cuba se trae un tema entre manos con la reguetonera La Diosa
Diosa y Flor
 

Reproduce este artículo

La denominada “dueña del reparto”, la cantante conocida como Flor de Cuba se trae un tema musical entre manos como la reguetonera cubana La Diosa, poco después de que esta última polemizara en redes sociales sobre su ahora colega. El anuncio en redes sociales, lo lanzaron ambas.

“LA DIOSA DE CUBA junto a LA DUEÑA DEL REPARTO. Nuevo tema para mi álbum junto a esta gran exponente y otra rapera más, etiqueta tu rapera favorita que te gustaría escuchar en esta colaboración”, escribió Flor en su Instagram.

Mientras, la polémica Dianelys Alfonso Cartaya se despachaba en la misma red social: “Yo me siento feliz de que salgan cosas buenas de cosas malas, decirles quiero que se viene un temazo totalmente femenino, pronto les diremos quienes más estarán”.

“Mi gente quien no tenga un sueño a seguir que siga en polémica y chismecitos baratos quien crea en ella que llame, estamos abiertas a trabajar lindo para nuestros seguidores. El 21 lo que toca es la buena música del género femenino dejémonos de estupideces vamos todas, a por más”, añadió.

De inmediato, Flor le respondió agradecida: “Mis respetos, usted es una dama. La primera que creyó en mí hace dos años. Tú y Rey me abrieron las puertas de su casa y me hicieron mi primera canción”. La Diosa agregaba: “Bienvenida al género hermana”.

Unas horas antes, la cantante protagonizaba en sus historias en Instagram una polémica que indicaba algún problema con Flor, pues decía en un fragmento: “no ofendas, porque esa será la única manera que quedes en el tallo y perderás tus pétalos”. La Diosa ampliaba que agradecía que no la mencionaran en el “género comunista”, ya que tiene alergias.

Mientras Flor, que tiene colaboraciones con artistas del género, dentro de la isla, como Harryson está en plena creación de su álbum “La dueña del reparto”. Un disco que le canta a “la igualdad de derechos entre mujeres y hombres, de superación, de cambios, de remediar errores y reinventarse”.

“Les pido ayuda y que me acompañen y apoyen en este proceso que sin saberlo está marcando la historia de la mujer cubana en el género urbano. Yo sé que no soy la mejor voz, la mejor cara, el mejor cuerpo, sé que no fui el mejor ejemplo por mis errores del pasado, pero también sé que tengo la capacidad para representarlas a todas y cada una de las mujeres cubanas a donde sea que vaya, porque tengo una energía bien fuerte y quizás no meta un grito que raje un escenario, pero solo de pisarlo sé que sentirás mi presencia”, concluyó.