Actriz huye de Cuba y cuenta su travesía a EE.UU

“Pido por todos los cubanos que aún se sienten atrapados como me sentía yo. La libertad es inherente a los seres humanos”, precisó la joven artista.
actriz cubana
 

Reproduce este artículo

La joven actriz cubana Niurka Caballero Colina escapó de Cuba recientemente, y a través de su canal de YouTube contó su travesía desde la isla a Nicaragua, y de allí a la frontera de Estados Unidos, por donde entró hace poco.

“Cuando un ser humano se siente atrapado, sale en busca de lo más preciado, que es su libertad. Salí dispuesta a enfrentarme a todo porque sabía que nada podía ser peor que vivir la vida condenada a una realidad que no era la que quería para mí”, señaló la artista junto a varias imágenes de su travesía por Centroamérica.

Caballero Colina declaró haber salido a manifestarse el pasado 11 de julio de 2021, un día que la marcó para siempre. El clip en el que describe su partida ya cuenta con más de 20 mil visualizaciones.

“El 11 de julio del 2021 salí a las calles pidiendo libertad y confieso que me sentí libre por primera vez. Un año después, el 11 de julio del 2022, el universo me lo concedió. El 1111 está asociado a la manifestación de los deseos. Hoy pido por todos los cubanos que aún se sienten atrapados como me sentía yo. La libertad es inherente a los seres humanos”, agregó.

La actriz también declaró a la web independiente Periódico Cubano cómo cambió su vida tras las protestas populares en la isla. Asimismo, denunció la represión del régimen contra el pueblo y aludió a la falta de los derechos elementales en la isla.

“Mi vida tuvo un antes y un después del 11 de julio. Yo salí a las calles de La Habana a gritar libertad. Fue la primera y la única vez que me sentí verdaderamente libre en mi país. Esos instantes de manifestación fueron mágicos, en los que todo el mundo se sentía igual porque fue algo espontáneo. Era la primera vez que el pueblo salía a las calles sin ponerse de acuerdo”, expresó.

La actriz añadió que las protestas pusieron de relieve la paranoia del régimen, pues hubo "un despliegue militar horrible en todo el país y en la capital mucho más", parte del cual fueron los carros militares que nunca antes habían sido vistps en las calles cubanas.

“Vivir en Cuba ya se me había convertido en un verdadero agotamiento psicológico y físico. Y yo la verdad que no quería seguir formando parte de una realidad [que] no había escogido. Entonces tomé la decisión, muy difícil para mí, porque dejaba a mi familia, a mis amigos atrás y mi carrera”, declaró.

“Me sentía asfixiada. Yo salí de Cuba traumatizada por los últimos acontecimientos que me tocó vivir. Si me quedaba unos meses más, creo que me hubiese enfermado de los nervios, porque ya yo no podía más”, concluyó la joven, que planea comenzar una nueva vida en Miami.