25 años del asesinato de Selena, un hecho que conmovió a la música latina

La cantante estadounidense de origen chicano Selena Quintanilla Pérez fue asesinada hace 25 años en Texas, Estados Unidos, pero su leyenda y brillo, por lo exitosa de su carrera y su afable personalidad, no se apagan aún
Selena
 

Reproduce este artículo

La cantante estadounidense de origen chicano Selena Quintanilla Pérez fue asesinada hace 25 años en Texas, Estados Unidos. Selena fue baleada el 31 de marzo de 1995 por Yolanda Saldívar, expresidenta de su club de fans.

La cantante, quien fue llamada “la Madonna mexicana”, fue llevada al hospital Corpus Christi's Memorial en Texas, pero cuando llegó ya estaba clínicamente muerta, según determinaron los médicos. Tenía solo 23 años.

“Examiné las funciones del cerebro, pero no había actividad. Sus pupilas estaban dilatadas, no respondían a ningún estímulo. No respiraba por sí misma; no tenía signos vitales”, explicó a la prensa el cirujano cardiovascular Louis Elkins, quien fue llamado de urgencia para que atendiera a la artista. De esa forma el mundo de la música despidió a una de las más grandes cantantes latinas de las últimas dos décadas.

Selena falleció en el momento de mayor éxito de su carrera. “Como La Flor”, “Bidi, Bidi, Bom, Bom”, “Amor Prohibido” y “No me queda más” se escuchaban con fervor en todas las emisoras latinas y sus fanáticos no dejaban de pedirles las canciones en todos sus conciertos.

Estas canciones, junto a otros hits, fueron recopiladas en el disco Selena Live, que obtuvo un Grammy en 1994 al mejor álbum de música mexicano-estadounidense. En mayo de ese mismo año resultó nominado a los Billboard Latin Music Awards.

En su meteórica carrera también participó en novelas y películas. Abrió su propia línea de ropa, vendió millones de discos y se dio a conocer en Estados Unidos y a nivel mundial, especialmente en México, donde contaba con una gran cantidad de seguidores.

Durante su trayectoria como solista, tras salir del grupo Selena y los Dinos, la cantante grabó siete discos que gozaron de gran popularidad como el ya mencionado “Entre a mi mundo”, así como “Quiero” y “Amor prohibido”.

Entre los primeros años de la década del 90 era una de las figuras más reconocidas de la música latina. Sus conciertos se abarrotaban de público y la cantante causaba sensación entre sus seguidores y los medios de comunicación, que siempre siguieron de cerca su carrera.

Su asesinato causó conmoción en todo el panorama latino y estadounidense de la música. Numerosas cadenas de televisión en todo el mundo reflejaron en titulares este hecho tan doloroso como inesperado; inclusive el diario New York Times lo reflejó en su portada.

A su entierro acudieron más de 70 mil personas de Estados Unidos y otros países, sobre todo de América Latina. Se realizaron decenas de homenajes y vigilias en su honor durante varios días, a los que asistieron miles de fanáticos de su música.

La revista People, una de las más importantes de Estados Unidos, le dedicó una edición conmemorativa a una semana de su asesinato. La publicación vendió cerca de un millón de copias en apenas dos semanas, todo un record según recoge la prensa de la época.

Yolanda Saldívar, a quien Selena le había encargado la dirección de sus empresas de moda, fue condenada el 26 de octubre de 1995 a cadena perpetua. Un juez de Houston, Texas, dijo que solo podría pedir libertad condicional cuando cumpliera 30 años de cárcel, o sea, en el 2025.

Su vida fue llevada al cine en la película titulada Selena, protagonizada por Jennifer López, un filme a través del cual millones de personas siguen recordando a la popular cantante a 25 años de su muerte.