Una familia entera muere por coronavirus en Italia

Cuatro personas de una misma familia murieron en el norte de Italia a causa del coronavirus
Personal médico en hospital de  en Brescia, Italia. Efe
 

Reproduce este artículo

Cuatro miembros de una misma familia murieron a consecuencia de la COVID-19, en el poblado de Voghera, en la provincia de Pavia, en la región de Lombardía, la más golpeada de toda Italia por el coronavirus, según un reporte del diario La Provincia.

Con dos días de diferencia fallecieron Daniele Bertucci, de 54 años, y su hermano Claudio, de 46 años, que habían enfermado casi al mismo tiempo y fueron hospitalizados juntos, en Voghera, añadió el informe.

El padre de ellos, Alfredo Bertucci, un conocido herrero de Voghera, también murió ayer por la mañana a la edad de 86 años. Su esposa, que estaba en el hospital el viernes por la noche, murió en la noche.

Hay 165 resultados positivos en Covid 19 en las últimas 24 horas en la provincia de Pavia, en total ahora hay 1877 desde el comienzo del contagio, agregó el diario italiano.

 

 

Añadió que el aumento es mayor que el del viernes al sábado (+27), pero los datos también varían en cuanto al número de hisopos que pueden ser analizados y por lo tanto, probablemente, la cifra del otro día se desequilibró a la baja porque los laboratorios están luchando con miles de hisopos para analizar.

Incluso en la provincia los accesos a la sala de emergencia están disminuyendo, según lo que dijo el Consejero Regional de Bienestar Giulio Gallera.

En otras provincias de Lombardía, como Lodi, de la que diez municipios formaban parte de la zona roja en la fase inicial de la epidemia, es hoy en día la que presenta el menor aumento de infecciones entre las doce provincias de Lombardía: sólo 23 (2029 casos desde el comienzo de la epidemia).

Hay dos nuevas infecciones en Codogno, donde todo comenzó, dijo La Provincia.

A nivel nacional, Italia reporta 105.792 casos confirmados y 12.428 fallecidos, según la información que mantiene en vivo la Universidad Johns Hopkins.