El “almendrón agrícola”: un nuevo invento cubano
Un nuevo fruto de la inventiva y la necesidad de los cubanos sorprende esta semana a usuarios de redes sociales: el almendrón agrícola
El “almendrón agrícola”. /Foto: Randy Randy Pérez. Facebook
 

Reproduce este artículo

Un nuevo fruto de la inventiva y la necesidad de los cubanos sorprendió esta semana a usuarios de redes sociales: el “almendrón agrícola”.

El curioso carro azul se dedica a labores del campo como arar la tierra y halar remolques, al más puro estilo de un tractor agrícola, en un lugar de la Isla que hasta el momento no ha sido identificado.

Este lunes el usuario Randy Randy Pérez compartió imágenes del almendrón en sus funciones habituales.

“¿Pensaste haberlo visto todo en Cuba? Permítame decirle lo equivocado que está”, escribió Pérez, resaltando lo exótico de la escena.



Otros usuarios no se mostraron menos asombrados: “Ahora sí estoy convencido que eso ya se acabó, de las tres palabras mágicas solo queda MUERTE, ni patria ni venceremos…”, comentó Jorge Luis Fleitas.

“El progreso socialista no tiene límites”, ironizó el internauta Manny Beltrán.

Poco después de la publicación, la página Juventud Nacionalista Cubana, compartió un breve video en que se ve el “almendrón agrícola” en plena faena.



Aunque muchos criticaron la escasez de recursos que hay detrás del caso, otros vieron en esta alternativa una muestra más de la capacidad del cubano de adaptarse a todo: “En cada cubano hay un inventor, cerebros privilegiados para sobrevivir”, opinó María Caridad Núñez.

 

 

Este miércoles, ADN Cuba reportó otra curiosa situación ilustrativa de los llamados “inventos cubanos”. Se trata de un video subido a redes sociales que muestra el momento en que una pareja de recién casados, a falta de un descapotable, emprende el tradicional paseo matrimonial en el techo de un jeep amarillo.

“Esta fue la mejor parte de la boda de Anny y Achi. El paseo por la cabecera municipal. En un auto descapotable. Los caprichos de la niña…”, escribió el autor del video.

Asimismo, a mediados de agosto trascendió la noticia de otro invento en el poblado “El Infernal”, en Pinar del Río: una inusual piscina en la parte trasera de un tractor agrícola, creada a fuerza del “ingenio y creatividad” de sus padres, según reportó del periódico local de esa occidental provincia de la Isla.

Una lona impermeable colocada en la carreta del tractor contenía el agua de la “piscina”, que podía moverse entonces por el pueblo mientras los bañistas se refrescaban del intenso calor del verano, sobre todo los niños.