A juicio seis holguineros por 9000 libras de harina de trigo
Un reporte de los que regularmente está realizando la televisión cubana, sin que se haya realizado un juicio legal, arremete contra seis ciudadanos de la oriental provincia de Holguín por 90 sacos de harina de trigo.
Cadena cubana del Pan envuelta en caso de "apropiación indebida"
 

Reproduce este artículo

Los implicados, nombrados por la voz engolada del periodista, según su profesión u oficio, son un cuentapropista que posee un paladar, un Jefe de almacén, un almacenero, el chófer de la chapa B118926 perteneciente a la Cadena Cubana del Pan  en que se transportó la carga. Y, además, el periodista menciona a dos “braceros”.

Con un guión a lo Tras la Huella, el reportero habla del modus operandi, que en este caso involucra a los responsables de transferencias y cuños, así como se declara un faltante de origen de la harina para poder sacarla y comercializarla luego en mercado informal.

Más allá de ese nivel de detalle acusatorio, que ejerce un juicio mediático previo a que se emita una condena, explican que con esa cantidad de harina se hubieran podido hacer 33 mil 200 panes de corteza suave de 200 gramos cada uno.

Sin embargo, el pan ha sido de los productos básicos que en algún momento el Estado no ha podido abastecer. Para variar, los juicios tienden a exponer a los cuentapropistas pero casi nunca a los que verdaderamente están detrás de los hechos.

Lo que no dicen, además, es que el mercado informal es propiciado por las ineficiencias del Estado. Si esa gente que desvía el producto ganara bien no tendría necesidad de hacerlo; si el cuentapropista tuviera un lugar donde comprar esa mercancía legal, tampoco tendría la necesidad de incurrir en una compra ilegal.

Cabe recordar que los mercados mayoristas aún no tienen capacidad real que haga honor a su nombre y, recientemente, aparecieron súper abastecidas las tiendas en las que compran los que tengan dólares.

El cargo que se les imputa en la TV a estas personas es el de apropiación indebida y, el periodista, con el tono de voz del programa Tras la Huella, indica que los responsables deberán responder ante tribunal.