Disminuye limpieza de fosas en Cuba por falta de combustible
Un reportaje del Granma revela las deficiencias en el servicio de limpieza de fosas y de distribución de agua en pipas, debido a limitaciones energéticas
Un empleado trabaja en el cambio de conductoras. Foto: Granma/Belkis Nieblas
 

Reproduce este artículo

El Gobierno cubano reconoció que la población se ha visto afectada por el deficiente servicio de limpieza de fosas y distribución de agua en pipas, según un reportaje publicado este viernes por el diario Granma, voz oficial del régimen.

“De manera general, se informó que el servicio de limpieza de fosas se vio afectado, dadas las limitaciones energéticas que presentó el país en el último trimestre del año. Asimismo, se vio afectada la población que recibe agua en pipas, debido a la sequía, por los mismos motivos”, dijo el medio oficialista.

Dichos servicios son suministrados por el Organismo Superior de Dirección Empresarial (OSDE) Aguas y Saneamiento, encargado además de proveer de agua a los sectores estatal y residencial, la desobstrucción de conductos y cañerías, y la potabilidad del líquido, aseguró la publicación.

Las deficiencias en el suministro fueron atribuidas al bloqueo impuesto por los Estados Unidos.

OSDE Aguas y Saneamientos cerró 2019 con números que “develan el esfuerzo del país ante las carencias que suponen el bloqueo y el recrudecimiento de las medidas unilaterales impuestas por la Administración Trump contra la Isla”, subrayó Granma.

Pese a las deficiencias, el reportaje destacó el esfuerzo por hacer lo más que se puede.

 

 

“Si tenemos en cuenta que desde el mes de septiembre Cuba atravesó por una difícil situación con la disponibilidad de combustibles, y que el OSDE en cuestión constituye el segundo consumidor de energía en el país (solo superado por la población), vale destacar que los hombres y mujeres encargados de conducir el agua y la sanidad a cada rincón del territorio nacional, excepto La Habana, se las ingeniaron para dar cumplimiento a su abultada agenda de trabajo”, acotó la publicación.

Granma añadió que durante el pasado año fueron suministrados alrededor de 1 075 millones de metros cúbicos de agua, lo que representa el 93 % del total. 

Aclaró que los 77 millones de metros cúbicos afectados respondieron, fundamentalmente, a paros eléctricos, roturas de equipos (256 equipos rotos al cierre del año), roturas en conductoras y a la no disponibilidad de agua en fuentes que históricamente se deprimen (31 al cierre del pasado año).

No obstante, la población cubierta por los servicios de acueducto se incrementó en 45 251 habitantes.