Directivos de centro de aislamiento en Cienfuegos desviaron más de 1800 dólares
Directivos de Centro de Aislamiento en Cienfuegos desviaron recursos con un valor de 1800 dólares, haciendo de esta manera que los pocos recursos que existen para la estancia de los pacientes fuera menos placentera
Directivos de centro de aislamiento en Cienfuegos desviaron más de 1800 dólares
 

Reproduce este artículo

Los administrativos de la Villa Perlazúcar, el primer centro de aislamiento para sospechosos de COVID-19 en la provincia de Cienfuegos, desviaron más de 1800 dólares para sus bolsillos.

Según publicó el oficialista 5 de Septiembre, en el almacén había faltante de productos como salchicha y pollo, además de detectarse violaciones administrativas relacionadas con la contabilidad y documentación establecida.

El Órgano de Protección del Minint de la provincia pidió una acción fiscalizadora a los especialistas de la propia empresa, quienes comprobaron preliminarmente un faltante de 45 mil 910.24 pesos cubanos (1836 dólares).

El mayor Ángel Lorenzo García Mateu también explicó a ese medio que no se estaba dando a los pacientes las cantidades correctas de pollo, y en su lugar se enviaron 7 cajas de pollo al municipio Cumanayagua, para amistades del director de la villa.

Debido a los hechos anteriores, se realizó una denuncia por el delito de malversación, contemplado en el Código Penal en el artículo 396.1, que establece que:

"El que, teniendo por razón del cargo que desempeñe, la administración, cuidado o disponibilidad de bienes de propiedad socialista, estatal o cooperativa, o de instituciones sociales o de masas, o bienes de propiedad personal al cuidado de una entidad económica estatal, se apropie de ellos o consienta que otro se apropie, incurre en sanción de privación de libertad de dos a cinco años".

Desde finales de marzo, el primer ministro del régimen cubano, Manuel Marrero, anunció que los cubanos que entraran a la isla serían trasladados a centros de aislamiento que ya se encuentran en todas las provincias y permanecerían allí 14 días para descartar la presencia del nuevo coronavirus.

El régimen de La Habana confirmó el pasado 11 de marzo los primeros casos positivos de infección de coronavirus en Cuba con tres turistas de visita en la isla, según informó el Ministerio de Salud Pública (Minsap).

El pasado 31 de marzo, el primer ministro del régimen cubano, Manuel Marrero, anunció la suspensión total de los vuelos a la Isla, lo que significa que ni los cubanos y extranjeros residentes podrán entrar al país.

"El avance de la pandemia nos ha llevado a valorar la situación de los aeropuertos. Se ha tomado la decisión de suspender todos los vuelos de pasajeros a Cuba. Necesitamos eliminar el arribo de pasajeros que sigue siendo un riesgo para la salud de las personas", agregó el jerarca.

También el régimen cubano anunció que ha sido establecida la fase de "transmisión autóctona limitada", luego de confirmarse casos de personas contagiadas que no están conectadas con viajeros llegados del extranjero.

Las autoridades sanitarias de Cuba confirmaron 20 casos más de coronavirus en la isla, al cierre de este miércoles 13 de mayo, para un total de 1830 infectados.

Han fallecido hasta la fecha un total de 79 personas a causa de la COVID-19: un italiano, un ruso y 77 cubanos.

A nivel mundial se han confirmado más de cuatro millones de casos, con 298 mil fallecidos y más de un millón y medio de personas recuperadas. La Organización Mundial de la Salud reporta 210 países con transmisión.