Fallece niño cubano por presunta descarga eléctrica en La Habana

Miles de personas han reaccionado en redes sociales a esta noticia, además de enviar sus condolencias a la familia.
Ángel Chala Castañón
 

Reproduce este artículo

Un niño cubano identificado como Ángel Chala Castañón falleció el 18 de junio víctima de una descarga eléctrica, según la denuncia realizada por sus vecinos en redes sociales.

El cubano Jorge Vigo Duarte, quien se encargó de sacar a la luz pública el caso, dijo que el deceso del menor ocurrió “durante su participación en una actividad para niños en un parque arrendado por particulares en Calle 5 y 10, Reparto Chibás, Guanabacoa”, La Habana.

“El dictamen forense de la autopsia corroboró su deceso al recibir por sus pies una descarga eléctrica”, agregó.

“Las autoridades no achacaron responsabilidad al dueño de dicho lugar”, advierte el cubano, quien calificó el hecho como “una falta de ética, una literal falta de respeto al dolor de estos familiares y vecinos”, pues, al día siguiente, el parque continuó sus actividades “como si nada hubiera sucedido, ni siquiera tuvieron el gesto de apoyar a su familia en su doloroso proceso”.

La publicación en redes sociales cuenta con más de 4000 reacciones, y muchos conocidos de la familia dieron su parecer en los comentarios, además de enviar condolencias a los parientes del niño fallecido.

“Totalmente de acuerdo, como vecina se pide justicia”, escribió en los comentarios Rocío Ramírez, una de las vecinas.

“Creo que deben denunciar a Fiscalía, no puede ser: los derechos del niño incluyen protección y más en ese lugar que no permiten la entrada de adultos... aunque donde yo no puedo entrar mis hijos tampoco, no les entreguen sus hijos a desconocidos”, comentó Madelyn Fernández.

“Nada en este mundo aliviará el sufrimiento de estos padres. (Tengo dos hijos y no me imagino perder uno) Pero sí se merece justicia. Hoy fue el de ellos, mañana puede ser el nuestro, la vida de un niño no vale ni todo el dinero del mundo. Sí deben ser castigados los responsables del parque. Me uno a su sufrimiento”, enfatizó Luz Mabel Rosales Acosta.