Preso político Yandier García Labrada está en celda de castigo

Agentes de la Seguridad del Estado le dieron la noticia a su hermano Irán Almaguer Labrada, durante su detención este 15 de noviembre, denunció el MCL
Agentes de la Seguridad del Estado le dieron la noticia a su hermano Irán Almaguer Labrada, durante su detención este 15 de noviembre, denunció el MCL
 

Reproduce este artículo

El prisionero político Yandier García Labrada, miembro del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), desde hace un año en la cárcel conocida como el Típico, provincia Las Tunas), está en una celda de castigo desde el 13 de noviembre.

Agentes de la Seguridad del Estado le dieron la noticia a su hermano Irán Almaguer Labrada, durante su detención este 15 de noviembre, denunció el MCL en sus redes sociales.

Almaguer Labrada, líder del MCL en San Andrés, provincia Holguín, fue detenido el lunes en la tarde y trasladado a la estación policial de la localidad, donde estuvo recluido dos horas.

Le impusieron un acta de advertencia, la cual no firmó, con el propósito de violentar su derecho a la libre expresión.

En julio de 2021 las autoridades del régimen cubano condenaron a Yandier García Labrada a cinco años de prisión por los supuestos delitos de “desacato”, “desorden público” y “propagación de epidemias”. Según el MCL, el juicio estuvo lleno de irregularidades.

El opositor de 34 años fue arrestado en Manatí, Las Tunas, en octubre de 2020, por protestar mientras se encontraba en una cola para comprar alimentos, y desde entonces permanece recluido en la prisión de esa provincia, conocida como El Típico.

Desde mayo de 2021 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares para García Labrada.

De acuerdo con el comunicado oficial, el Tribunal internacional tomó la decisión tras considerar que el opositor "se encuentra en una situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos en el contexto de su privación de libertad en Cuba".

La CIDH denunció falta de atención médica luego de una golpiza, presuntamente organizada por las autoridades del penal para amedrentar al prisionero político.

En septiembre de 2021 enfermó de COVID-19 en prisión y las autoridades lo mantuvieron sin la asistencia médica adecuada, denunció entonces el doctor Eduardo Cardet, líder del MCL en la Isla.

Solo tuvo derecho a visita de su familia una vez, el pasado 20 de octubre de 2021, más de un año después de su encarcelamiento.