Salud de periodista independiente Lázaro Valle está “bien delicada”, denuncia esposa

La salud del reportero independiente y preso político cubano Lázaro Yuri Valle Roca empeora en la cárcel de máximo rigor del Combinado del Este
Lázaro Yuri Valle Roca y su esposa Eralidis Frómeta
 

Reproduce este artículo

La salud del reportero independiente y preso político cubano Lázaro Yuri Valle Roca empeora en la cárcel de máximo rigor del Combinado del Este, denunció su esposa Eralidis Frómeta.

“El día 12 [de enero] tuvo visita. Su salud está bien delicada; llevaba un par de días haciendo fiebre muy alta y no sabemos si es que se ha venido complicando debido al fallo renal [que padece]. Ya lleva siete meses en el régimen penitenciario sin recibir asistencia médica especializada”, declaró Frómeta a CubaNet.

Según la activista, Valle Roca todavía tiene manchas en la piel y gripe desde el mes pasado.

“Todos los indicios que nos están dando es que el régimen penitenciario de Cuba, por órdenes de la familia Castro, intenta quebrantar su salud en la prisión por no enviarlo a un hospital donde lo valore un nefrólogo que pueda determinar los daños que le ha provocado este fallo renal adquirido dentro de Villa Marista”, sede de la policía política.

Frómeta dijo a CubaNet que la Seguridad del Estado intenta coaccionar a su esposo para que confirme por escrito que autorizó a las autoridades a revisar su teléfono celular y sus redes sociales. También le propusieron trabajar para la policía política a cambio de beneficios.

“Son cosas que están ofendiendo su moral, su integridad y su firmeza”, denunció Eralidis Frómeta. A su esposo lo acusan de los supuestos delitos de “propaganda enemiga” y “delitos contra la Seguridad del Estado” por reportar el lanzamiento en calles de La Habana de octavillas con frases de José Martí y Antonio Maceo. Todas las acciones legales interpuestas por su abogado han sido denegadas por las autoridades.

El 11 de enero la esposa del prisionero político difundió una carta enviada por Lázaro Yuri Valle Roca desde la cárcel. “Dejo mi legado (…) y mis convicciones bien claro, por si mañana me muero, por si la soberbia de los dictadores me condena con el fin de debilitar mi espíritu y mis ideales”, expresó.

“Hoy vemos cómo, por sólo tirar unas piedras, una multitud hambrienta, cansada de tantas mentiras y promesas incumplidas es sancionada a 20 y 25 años de prisión, golpeada y vejada por las fuerzas represivas”, escribió el opositor en un documento al que tuvo acceso Radio Televisión Martí.

Valle Roca, de 60 años, está preso desde el 15 de junio. Ese día fue citado por el jefe policial de su localidad para que se presentara en la estación de Zapata y C, en La Habana, donde supuestamente cerrarían un caso de “desacato” que le habían fabricado en el 2020.

Según contó Frómeta a ADN Cuba, fue un pretexto para detenerlo y conducirlo al centro de investigación de la Seguridad del Estado, conocido como Villa Marista.

El 23 de junio, el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) pidió al régimen cubano la liberación del reportero y permitir que la prensa haga su labor libremente.

Valle es nieto del histórico dirigente comunista Blas Roca Calderío, quien fuera el líder del Partido Socialista Popular (PSP) en la época del régimen de Fulgencio Batista, y luego desempeñó cargos en la nueva dictadura de Fidel Castro.