Rubio lamenta que Otero y Robles pasen cumpleaños presos por la dictadura

“Estos dos valientes cubanos hoy son ejemplo de tenacidad y entrega en la lucha por una Cuba sin tiranía y censura”, dijo el senador Marco Rubio
 

Reproduce este artículo

El senador de los Estados Unidos Marco Rubio, lamentó este 2 de diciembre que los presos políticos Luis Manuel Otero y Luis Robles pasen sus cumpleaños tras las rejas del régimen comunista de Cuba.

“Tristemente tanto Luis Robles como Luis Manuel Otero pasan hoy sus cumpleaños detenidos arbitrariamente por parte de la dictadura sanguinaria de Castro y Díaz-Canel”, expresó en Twitter el político cubanoamericano del sur de la Florida.

“Estos dos valientes cubanos hoy son ejemplo de tenacidad y entrega en la lucha por una Cuba sin tiranía y censura”, añadió el senador Rubio.

El artista Luis Manuel Otero Alcántara, líder del movimiento San Isidro, arribó a los 34 años de edad, recluido sin fecha de juicio en el penal de máximo rigor de Guanajay, provincia Artemisa, desde hace meses.

“Le cantaré felicidades como siempre... esta vez le pediré a todos/todas que me acompañen. Quisiera que nos sintiera cantándole... Luis ama cantar... lo hace fatal, pero dice que cuando ya no sea artista plástico se dedicará al canto”, escribió su pareja, la curadora de arte Claudia Genlui.

El 30 de noviembre Genlui pudo hablar con Otero Alcántara mediante una llamada telefónica. Refirió que se encuentra bien de salud y ánimo, aunque preocupado por sus amigos Maykel Osorbo y Esteban Rodríguez, encarcelados desde hace más de siete meses y sin juicio.

Otero Alcántara permanece en prisión provisional tras intentar sumarse a las protestas del 11 de julio en La Habana. Está acusado de los supuestos delitos de desacato agravado, instigación a delinquir y desorden público. Además, sobre él pesa la causa de “ultraje a los símbolos patrios”, abierta desde marzo del 2020.

Por su parte, Luis Robles Elizástegui cumple 29 años de edad y se encuentra preso por motivos políticos en el Combinado del Este, La Habana, de hace casi un año y sin fecha de juicio.

Robles es un joven graduado de informática y natural de la provincia de Guantánamo. Sin filiación política conocida, salió al boulevard de San Rafael en La Habana el 4 de diciembre del 2020, con una pancarta que pedía la liberación de Solís, condenado a ocho meses por “desacato” en un juicio carente de garantías legales.

Antes de la protesta pacífica y su detención por la policía del régimen, Robles aseguró en redes sociales que quería ser parte del cambio por una Cuba libre. La Fiscalía pide para él una pena conjunta de seis años, por los supuestos delitos de “propaganda enemiga” y “resistencia”.

También ha trascendido que Robles Elizástegui es golpeado frecuentemente por agentes carcelarios con ayuda de otros reos. Desde enero del 2021 fue declarado prisionero de conciencia por la ONG Prisoners Defenders (PD).