Roberto de Jesús Quiñones deberá entrar en prisión el 12 de septiembre
A Quiñones Haces sólo le queda presentar un recurso de revisión ante el Tribunal Supremo, aunque no es probable que obtenga una respuesta antes de tres meses.
Roberto de Jesús Quiñones deberá entrar en prisión el 12 de septiembre
 

Reproduce este artículo

El periodista independiente Roberto de Jesús Quiñones Haces deberá empezar a cumplir su condena de prisión el próximo 12 de septiembre, según el Tribunal Municipal de Guantánamo.

Este viernes, Quiñones Haces atendió a una citación en la sede de ese tribunal, donde le entregaron el documento de ingreso, con el que debe presentarse ese día en la prisión provincial de Guantánamo.

"Me llevaron con un policía a la Unidad Municipal, entonces allí me ficharon y ya me dijeron que debería presentarme por mi cuenta y que iba a estar esperándome allí un alguacil del Tribunal Municipal para entregarme a las autoridades carcelarias", declaró el reportero a Radio Televisión Martí.

A Quiñones Haces sólo le resta presentar un recurso de revisión ante el Tribunal Supremo, aunque no es probable que obtenga una respuesta antes de tres meses. "Lo haré, para que no quede por mí agotar todos los trámites que me franquea la ley, pero realmente no hay nada que esperar. Eso es un proceso largo que demora meses; posiblemente cuando yo salga, todavía no tenga la respuesta", advirtió.

Esta semana, el Tribunal Provincial de Guantánamo ratificó la sentencia de privación de libertad en la modalidad de trabajo correccional con internamiento contra el periodista.

Quiñones Haces fue detenido sin motivo por miembros de la Seguridad del Estado cuando intentaba cubrir el juicio celebrado en abril contra el matrimonio de pastores Ramón Rigal y Ayda Expósito. Los agentes se lo llevaron esposado, lo condujeron a la estación de Policía y golpearon en varias ocasiones, en las que asegura le lesionaron el tímpano y le causaron varios hematomas.

La Fiscalía cubana interpretó, sin embargo, que Quiñones se había resistido al arresto, por lo que le impuso una multa y finalmente, el 7 de agosto, el tribunal lo condenó a un año de privación de libertad, sustituido por trabajo correccional con internamiento.

La pasada semana, Estados Unidos exigió la liberación "inmediata" del periodista independiente y llamó a "cesar el abuso y maltrato contra él", según declaraciones del secretario de Estado, Mike Pompeo.

El pasado 12 de agosto el periodista presentó un recurso de apelación con el que buscaba obtener un nuevo juicio, tras haber sido condenado a un año de cárcel por "resistencia y desobediencia", pero esa petición fue rechazada por el Tribunal Provincial de Guantánamo.

El caso de Quiñones Haces ha adquirido relevancia internacional y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que representa a más de 1.300 publicaciones del continente, ha criticado al gobierno cubano, al que acusó de "perseguir periodistas" y censurar, según su presidenta, María Elvira Domínguez.