Relator de la CIDH pide libertad para artistas cubanos presos

Pedro Vaca Villareal, Relator Especial para la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), exigió libertad para los artistas cubanos prisioneros por motivos políticos.
Pedro Vaca Villareal, Relator Especial para la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos
 

Reproduce este artículo

Pedro Vaca Villareal, Relator Especial para la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), exigió libertad para los artistas cubanos prisioneros por motivos políticos.

El abogado colombiano expresó en Twitter

Cuba es el único país del hemisferio en el que no existe ningún tipo de garantías para la libertad de expresión”.

A su vez se solidarizó con los artistas cubanos y “acompaño su exigencia de libertad”.

El régimen cubano y la criminalización del pensamiento

Desde noviembre de 2020 el régimen cubano ha sentido que se desmorona su status quo ante las disidencias artísticas del Movimiento San Isidro y el grupo 27N

La campaña represiva del Estado cubano comenzó con la difamación contra estos artistas y activistas en sus medios de propagandas; y paralelamente los detiene y apresa, incluso les construye delitos comunes con el fin de apresarlos.

El caso más notorio de los últimos días es el del artista visual Hamlet Lavastida, quien llegó a Cuba desde Alemania el pasado 21 de junio y fue apresado el 26 de ese propio mes y llevado hacia Villa Marista, sede del órgano de instrucción de la Seguridad del Estado.

Lavastida está acusado por el supuesto delito de “Instigación a delinquir” y un fiscal aprobó la medida cautelar de prisión provisional para él que había pedido la Seguridad del Estado cubano.

El Código Penal cubano vigente establece en su artículo 202.1 que “el que, fuera del caso previsto en el inciso c) del artículo 125, incite públicamente a cometer un delito determinado, incurre en sanción de privación de libertad de tres meses a un año o multa de cien a trescientas cuotas”.

En ese momento Bisquet aclaró que la prueba para el caso es una conversación por chat privado de Telegram del grupo 27N, filtrada y analizada en su momento por el presentador Humberto López en el NTV Nacional, donde Hamlet comenta la idea de marcar billetes con cuños diseñados con los acrónimos MSI —Movimiento San isidro— y 27N para extender la marca de estos grupos en el ámbito del espacio simbólico.

Esta idea no procedió como acción cívica del grupo 27N y nunca se hizo pública por ningún integrante, incluyendo a Lavastida.

De acuerdo con las leyes cubanas el caso y el arresto no proceden, pues la prueba proviene de una comunicación privada, aseguró Bisquet.

Otra de los artistas detenidos ha sido la curadora Carolina Barrero, quien también fue acusada del mismo delito que Lavastida.

Ayer 1 de julio fue violentamente arrestada. Según narró la productora independiente, este jueves cuando solo salió a la puerta de su vivienda a recibir un encargo de su padre, fue violentada por un agente de la Seguridad del Estado, quien la levantó en peso y la sacó a la fuerza.

Fue conducida a la estación policial de Infanta y Manglar, La Habana, donde la teniente coronel Kenia María Morales Larrea la acusó por el delito antes mencionado.

Por su lado, el artivista Luis Manuel Otero Alcántara estuvo secuestrado por el régimen cubano por un mes en las dependencias del Hospital Calixto García.