Régimen amenaza al activista Jancel Moreno con imputarle cuatro delitos, por opinar en redes sociales
El activista LGBTIQ y comunicador Jancel Moreno denunció que la Seguridad del Estado lo amenazó con que podrían procesarlo judicialmente por al menos cuatro delitos, tan solo por sus opiniones en redes sociales
Activista Jancel Moreno. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

El activista LGBTIQ y comunicador Jancel Moreno denunció que la Seguridad del Estado lo investiga por ejercer su libertad de expresión, y que este miércoles lo amenazó con que podrían procesarlo judicialmente por al menos cuatro delitos.

Moreno, de 21 años, acudió este 16 de septiembre a las 2 p.m. a una estación de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) de la ciudad de Matanzas, donde vive, cumpliendo con lo ordenado la víspera mediante una citación que le entregaron pretendiendo que fuera oficial, aunque presentaba varias irregularidades.

Allí lo esperaba un oficial de la Seguridad del Estado, según contó el joven youtuber a ADN Cuba, poco después de salir del encuentro con los represores.

“Un oficial con forma autoritaria y hasta déspota recoge mi carnet de identidad (2:20 pm) a las 3:50 aproximadamente baja un Mayor y me llama, subimos. Se presentó, pero realmente ni recuerdo el nombre (además que es falso) y comenzó entonces la charla”.

Moreno explica que el oficial le mostró una carpeta en la que tenía recopiladas “más de 40 publicaciones de mi perfil” de Facebook. Le reprochó al activista ser “seguidor de Otaola, [José Daniel] Ferrer y por ahí para allá todo el mundo” perteneciente a la oposición.

“Realmente era imposible entrar en debate, porqué ni el cambiará su postura ni yo la mía, así que me dediqué a escucharlo y mover mi cabeza”, dijo Jancel Moreno.

Del encuentro con el agente, nuestro colaborador sacó en claro que “esta citación es preventiva, para alertarme que puedo enfrentar 4 delitos por mis publicaciones”.

Propaganda enemiga y desacato serían dos de las imputaciones. Esta última, Jancel cree que es “específicamente por mi forma de no mostrar respeto a las autoridades”.

Durante la cita, “sale a relucir el nombre de Mariela Castro y pude ver en el archivo donde estaban mis publicaciones el #yoquieropollomariela”, una etiqueta que él promovió para criticar a la hija del general Raúl Castro, conocida por discriminar y arremeter contra los activistas LGBTIQ y todo cubano que disienta de las políticas del régimen.

Además, le advirtieron del delito de “incitación a delinquir (porque supuestamente apoyé a las mujeres que el pasado sábado se metieron en las casas para los militares)”; y hasta de “propagación de epidemia”, este último sin justificación aparente.

“O sea, por simplemente publicar en redes sociales se puede sancionar en un margen de hasta 3 y 4 años de privación de libertad”, denunció Moreno.

“Dice el Mayor que es seguidor de mis transmisiones en ADN Cuba, incluso se sabe hasta el horario en el cual transmito y que distorsiono la realidad porque no voy a la causa de las cosas, por ejemplo, las colas” para comprar suministros básicos.

El joven confesó que durante la “charla preventiva”, como llamaron los represores a su acoso, “yo no iba a entrar en un debate de ese tipo con un mayor de la Seguridad del Estado”.