Preso político denuncia falta de atención médica tras parálisis facial

El preso político Sandalio Mejías Zulueta se encuentra sin recibir la atención médica que necesita, tras sufrir una parálisis facial en prisión
El preso político Sandalio Mejías Zulueta
 

Reproduce este artículo

El preso político Sandalio Mejías Zulueta se encuentra sin recibir la atención médica que necesita, tras sufrir una parálisis facial en prisión.

El opositor Zaqueo Báez Guerrero, coordinador de la Unión Patriótica de Cuba en La Habana, dijo a Radio Martí que Mejías Zulueta le comunicó la situación a través de una llamada telefónica que le hizo recientemente desde la cárcel conocida como 1580, en la capital cubana, adonde el reo fue trasladado el pasado 23 de febrero.

"Al llegar a dicha prisión nos hizo una llamada telefónica y nos informó que no le iban a brindar atención médica ninguna", según le dijo "uno de los represores, de los jefes" de esa cárcel, señaló Báez Guerrero.

El activista añadió que temen por la vida de Mejías Zulueta, víctima de este "método de tortura por parte de esta tiranía Castro-Canel con aquellos activistas pro derechos humanos que luchan pacíficamente por la libertad y la democracia en Cuba".

Báez Guerrero denunció, además, que "el régimen se encarga de hacer la vida hostil y torturar, tanto física como psicológicamente" a opositores y activistas de derechos humanos.

Mejías Zulueta, miembro de la UNPACU en La Habana y promotor de la iniciativa Cuba Decide, fue sancionado a comienzos de 2020 a un año de privación de libertad por un supuesto delito común. Fue liberado poco después bajo libertad condicional, que le fue revocada en octubre pasado, por lo que nuevamente fue encarcelado.

"Responsabilizamos al Departamento de Seguridad, a la dictadura Castro-Canel y a los jefes de la prisión 1580 de lo que pueda ocurrir con nuestro hermano de lucha Sandalio Mejías Zulueta", concluyó Báez Guerrero.

En tanto, el opositor Virgilio Mantilla Arango, condenado a 7 meses de prisión por el presunto delito de “acaparamiento” dio positivo a la Covid-19, según reportó La Hora de Cuba.

“El preso, que había sido trasladado desde la prisión Kilo 8, de las afueras de la ciudad de Camagüey, hasta la conocida como Cerámica, fue recogido esta mañana [7 de marzo] por un carro jaula y trasladado a lugar desconocido, tras confirmarse que tenía coronavirus”, publicó el citado medio.

Detalló La Hora de Cuba que “la noticia la dio la Dama de Blanco, Leticia Ramos, en llamada telefónica”. Según afirmó la activista, un preso -cuya identidad prefiere mantener anónima-, le informó sobre el contagio. A Mantilla las autoridades carcelarias le negaron la comunicación telefónica desde hace días atrás, por denunciar la existencia de coronavirus en la prisión camagüeyana.

Al parecer, el opositor estuvo en la misma celda con una persona que tenía el virus, y no había recibido atención médica, denunció a Radio Televisión Martí la periodista Yadisley Rodríguez Ramírez.

Mantilla fue enviado a Kilo 8 en forma de castigo luego de que le revisaran su celda en el destacamento 2 de Cerámicas Rojas y encontraran una libreta donde tenía apuntado todas las irregularidades que pasaban en la prisión.

“Él en esa libreta anotaba todo lo que condenaba, todo lo que veía que estaba mal hecho en la prisión, toda la violación que hacían”, detalló Rodríguez.

La periodista añadió que el opositor, antes de estar incomunicado, le informó que en la prisión había un gran número de reos con COVID-19, tanto que a su parecer “ya había colapsado”. Además, Mantilla le dijo que como castigo lo pusieron en la misma celda con un hombre notablemente enfermo y con síntomas de coronavirus.

 

*Con informaciones de Radio Televisión Martí 

Recomendaciones

 

Relacionados