Presa política Aymara Nieto: 3 meses sin poder recibir ayuda de familiares

La prisionera política cubana Aymara Nieto Muñoz cumplirá tres meses sin poder recibir alimentos y artículos de su familia, recluida en la cárcel de mujeres de la provincia oriental de Las Tunas
Represión contra Aymara Nieto
 

Reproduce este artículo

La prisionera política cubana Aymara Nieto Muñoz cumplirá tres meses sin poder recibir alimentos y artículos de su familia, recluida en la cárcel de mujeres de la provincia oriental de Las Tunas.

Su esposo, el expreso político Ismael Boris, dijo a Radio Martí que debido a la pandemia de la COVID-19, la familia no se ha podido trasladar a esa provincia y que cuando alguien de allí se presta a ayudarlos, agentes del régimen le decomisan lo destinado a Nieto Muñoz.

Agregó Boris que, desde la semana pasada, la familia no sabe nada de Aymara Nieto Muñoz y que es imprescindible hacerle llegar productos tan básicos como aseo y alimentos de calidad.

Unas tres semanas atrás, el esposo precisó que la última visita la realizó el pasado 5 de diciembre y desde entonces “ella no ha recibido ni un jabón para el baño”.

Explicó que elementos tan simples como jabón y otros para el aseo personal tienen que ser proveídos por los familiares y que, sin embargo, las autoridades carcelarias ni siquiera permiten que a su esposa se le hagan llegar.

Según Boris, representantes del régimen han robado las cosas que han podido enviar mediante amigos o en otros casos han sido sustraídas por otras reclusas “con el probable consentimiento de los carceleros”.

Ismael Boris dijo que, tras el último cierre del transporte en Cuba por el alza de la COVID-19, “es imposible viajar desde La Habana hasta allá para llevarle las jabas”.

Los familiares de la presa política se han dirigido a la Dirección Nacional de Cárceles y Prisiones, del Ministerio del Interior, pero sin éxito.

Aymara Nieto Muñoz fue sometida durante el 2020 a castigos y restricciones por parte de las autoridades de prisiones tras haber sido trasladada desde la Cárcel de Mujeres del Guatao en La Habana, en el occidente del país.

Según las autoridades su transferencia a cientos de kilómetros fue como castigo por haberse involucrado en un motín ocurrido en esa cárcel, en el que la opositora asegura que no participó.

En el mes de junio del año pasado, se denunció que Aymara Nieto, Dama de Blanco, activista de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) y promotora de Cuba Decide, fue golpeada en la cárcel de mujeres en Manatí, Las Tunas.

“Recibimos una llamada telefónica que nos confirmó que Aymara fue golpeada por los mismos carceleros de la celda donde la tienen”, refirió su esposo en ese momento.

Otro problema que ha tenido Aymara Nieto Muñoz son los malos tratos y la prohibición arbitraria de no poder llamar por teléfono a su familia.

Nieto Muñoz fue sentenciada en 2018 a cuatro años de cárcel por los supuestos delitos de atentado, daño y desacato, cuando salía de la sede de las Damas de Blanco en La Habana.

 

(Con información de Radio Televisión Martí)