¡Pim, pom, fuera, abajo la gusanera! Regresan los actos de repudio en Cuba
Hasta las redes sociales llegaron imágenes de lo que parece ser un nuevo acto de repudio contra la oposición castrista ubicada en la isla. Las imágenes grafican el momento en el que llega el equipo de respuesta rápida con el objetivo de acorralar mediante gritos a los opositores.
¡Pim, pom, fuera, abajo la gusanera! Regresan los actos de repudio en Cuba
 

Reproduce este artículo

Hasta las redes sociales llegaron imágenes de lo que parece ser un nuevo acto de repudio contra la oposición castrista ubicada en la isla. Las imágenes grafican el momento en el que llega el equipo de respuesta rápida con el objetivo de acorralar mediante gritos a los opositores.

 

La publicación fue realizada por la página de Facebook Cuba Toons, y estuvo acompañada por  el siguiente escrito: 

Acto de Repudio organizado y dirigido por los órganos represivos de la dictadura castrista, para hacer esto primero militarizan la zona, rodean los alrededores con efectivos militares, patrullas, policía uniformada y vestidos de civil, turbas paramilitares para intimidar al pueblo

Inmediatamente se hicieron acompañar a la publicación los comentarios al respecto

“Más nunca habrá un cambio, ya eso no tiene remedio, desgraciadamente”; “Increíble 😱😱😱😓😓😓sin palabras me he quedado! ¡Hasta qué punto más bajo ha llegado nuestra gente…discriminación entre ellos mismos…doble cara todos! Caballero siempre he dicho que la ignorancia mata a un pueblo…😨😨😨😨”, dijeron algunos internautas.

“Esto es lo que acabo de compartir en otro video, esos son los borregos de la revolución castrista, los que arremeten contra sus propios compatriotas y es cierto, después son los que piden recargas para móvil o celular”.

“Qué barbaridad esos actos de repudio cubano contra cubano otra vez”; “Al cubano le ha faltado dignidad prestándose para estas cosas, son los menos, pero son y después si pueden se vuelan pa´ Miami, doble moral y falta de honor y principios. Muy penoso por eso esa dictadura lleva más de 60 años, son manipuladores y la crápula se deja manipular…”.

Muchas han sido en los últimos meses los mecanismos de represión del régimen castrista contra periodistas, intelectuales, artistas y población toda, que piense, opine u obre de manera distinta a los preceptos e intereses revolucionarios establecidos por la dictadura castrista.

Norberto Mesa Carbonell, miembro fundador de la Cofradía de la Negritud, un proyecto de acción ciudadana contra la discriminación racial, ha comenzado a sufrir el acoso de la Seguridad del Estado tras la Carta Abierta sobre la problemática racial en Cuba, enviada al Consejo de Estado. 

Mesa Carbonell denunció al medio independiente Cubanet que recibió una llamada amenazante de la oficial de la Seguridad del Estado que se hace llamar Karla diciéndole “tenemos que hablar inmediatamente”.

Cuando el activista respondió que no sería posible y le colgó, la oficial comenzó a acosarlo y envió un mensaje diciéndole: “Soy Karla, estoy afuera, si no sale vendré a recogerlo con una patrulla”. Mesa Carbonell decidió que no iría a dormir esa noche a su casa pra evitar la detención.

“Decidí no dejarme detener porque estaba haciendo gestiones para resolver el dinero para pagar la abogada que asistirá a mi hija en su presentación ante la corte de inmigración el próximo día 4” --dijo Carbonell a Cubanet. Su hija, Belkis Cecilia Mesa Lamothe, está ahora detenida en el South Louisiana Correctional Center, tras emigrar a EEUU.

“Sabíamos de la alta probabilidad de que fuera llevado a conocer Villa Marista, pero había cuestiones que decir y se dijeron”, agregó, y describió a sus acosadores como “dos afrocubanos que ya me han detenido antes, andan en un Lada con chapa particular y vestidos de civil”.

En otras ocasiones, en que Carbonell no ha ido a los interrogatorios porque no ha mediado citación alguna, los “oficiales” le han asegurado que “están facultados para citar verbalmente”, porque están por encima de la ley.

La Carta Abierta de la Cofradía pide al gobierno que “realice un encuentro con las diversas plataformas de la sociedad civil interesadas”, y analiza en términos críticos el discurso gubernamental sobre la cuestión racial.