Piden declarar “Presos de conciencia” a cientos de encarcelados por regímenes de Cuba y Nicaragua

El cubano Antúnez y la nicaragüense Sophia Lacayo piden a Amnistía Internacional declarar “Presos de conciencia” a cientos de encarcelados por los regímenes de Díaz-Canel y Ortega
Lacayo y Antúnez en audiencia con Amnistía Internacional. Foto: Cortesía
 

Reproduce este artículo

El opositor cubano Jorge Luis García Pérez (Antúnez) y la líder comunitaria nicaragüense Sophia Lacayo, presentaron este lunes ante Amnistía Internacional (AI) la iniciativa de declarar “Presos de conciencia” a cientos de personas encarceladas por los regímenes de Miguel Díaz-Canel y Daniel Ortega.

La propuesta fue realizada a través de una videoconferencia entre los activistas conectados desde Miami, Estados Unidos, y Érika Guevara-Rosas, directora de Amnistía Internacional para América Latina, quien participó desde México.

“Estuve 17 años y 38 días de mi vida encarcelado y conozco de primera mano la importancia que tiene Amnistía Internacional, sus gestiones, para incluso salvar la vida de nuestros presos”, dijo Antúnez.

El exprisionero político denunció los procesos contra menores de edad y adolescentes que protestaron el 11 y 12 de julio en Cuba. “Estos muchachos, si cometieron un delito, fue el de salir pacíficamente a las calles de Cuba a reclamar libertad y están pagando un altísimo costo por ello, les piden sanciones extremadamente altas”, expuso.

Antúnez explicó detalles sobre las arbitrariedades contra los detenidos por motivos políticos en la isla, y los “sumarios” y amañados procesos judiciales tras el 11J en varias provincias de Cuba.

Según la ONG Cubalex, hasta el 3 de enero se contabilizaron 1339 arrestos por el 11J. Continúan detenidas al menos 710 personas, entre ellas 14 con 18 años de edad o menos. Prisoners Defenders registró la existencia de 842 presos políticos en Cuba al cierre de 2021, de ellos unos 132 detenidos y procesados bajo el cargo de “sedición” por las manifestaciones.

El opositor también presentó ante AI los casos de otros presos políticos con casi 30 años tras las rejas, entre ellos “Miguel Díaz, Humberto E. Suárez, y otros que muy poco o casi nadie habla”.

Por su parte, Lacayo dijo que la propuesta surgió del “interés común de una nicaragüense y un cubano que sentimos el sufrimiento de nuestros hermanos, y estamos aquí para levantar sus voces. No tenemos miedo para poder decirle a Daniel Ortega que es un asesino y lo vamos a seguir denunciando, donde quiera que esté”.

Resaltó la importancia “de la comunicación y la libertad de expresión, la comunicación que le tenemos que llevar a todo el Parlamento Europeo, a toda la comunidad internacional, y decirle lo que está pasando realmente en Nicaragua: están asesinando a nuestro pueblo y no podemos permitirlo”.

Según la activista, tras las manifestaciones muchos “sufrieron tortura” y se han documentado “más de 700 personas asesinadas por el régimen de Daniel Ortega” y más de 2000 desaparecidos. La “mayoría de los nicaragüenses entre 2018 y 2021 están exiliándose en Costa Rica, Estados Unidos, España”, añadió.

Actualmente se registran 160 presos políticos en Nicaragua. “Lo que están haciendo es juzgarlos por delitos comunes, que les inventan”, afirmó Lacayo, una estrategia que también utiliza el castrismo, según múltiples denuncias de activistas cubanos y ONGs.

Según dijo Guevara-Rosas en la audiencia, “ambos países, Nicaragua y Cuba, han sido naciones prioritarias para el trabajo de Amnistía Internacional a nivel global”, y mencionó “las reiteradas expresiones de preocupación que hemos tenido en nuestras declaraciones públicas” y el “reconocimiento de algunas personas presos de conciencia”.

AI “seguirá luchando por los valores de la libertad, la democracia en el continente y el mundo. Nuestros esfuerzos estarán encaminados a denunciar ante el mundo, ante organizaciones Internacionales, las violaciones de los derechos humanos en Cuba y Nicaragua. Comenzaremos el proceso de evaluación y designación como presos de conciencia. Exigiremos a los gobiernos de Cuba y Nicaragua por la situación de los presos políticos y, especialmente, de los niños presos políticos por, únicamente, clamar por Libertad, desarrollo y prosperidad”, dijo Guevara Rosas, según reporte de Radio Televisión Martí.

“Fue muy receptiva, incluso se emocionó por los testimonios que presentamos y eso para nosotros significa respeto”, dijo Antúnez al citado medio.