Régimen permite llamada telefónica al periodista Lázaro Yuri Valle Roca

Tras dos semanas en prisión, el periodista independiente Lázaro Yuri Valle Roca puede llamar a su casa y recibir el aseo personal, informó a ADN Cuba su esposa Eralidis Frometa.
Lázaro Yuri Valle Roca
 

Reproduce este artículo

Tras dos semanas en prisión, el periodista independiente Lázaro Yuri Valle Roca puede llamar a su casa y recibir el aseo personal, informó a ADN Cuba su esposa Eralidis Frometa.

En el momento de la llamada Frometa no se encontraba en la vivienda pues estaba haciendo entrega de una reclamación en el Tribunal Provincial de La Habana, puesto que esa institución se negó a aceptar el Habeas Corpus solicitado por el abogado del detenido.

“Hoy, luego de 17 días preso, me permitieron llevarle por primera vez el aseo personal”, cuenta Frometa.

“Un teniente coronel que es jefe de sección de Villa Marista conversó conmigo, todo se redujo a amenazarme por estar denunciando en un medio independiente que Lázaro Yuri estaba en huelga de hambre.

El abogado que atiende el caso me confirmó la gravedad de la huelga de hambre comenzada el mismo 15 de junio, día en que lo llevaron a esa prisión. Y que se mantuvo en la huelga hasta tener que deponerla porque se enfermó de los riñones y estuvo propenso a un paro renal. Que lo atendieron los médicos de Villa Marista, pero no lo llevaron a ningún hospital”, dijo la esposa.

Además, denunció ante el mundo que la vida de Valle Roca corre peligro en esa prisión. Por otro lado, afirmó que el teniente coronel que la amenazó en el cuartel general de la Seguridad del Estado, se negó a decirle contra quién el periodista independiente cometió el desacato, ni cuál era la petición fiscal para su caso.

 “A nosotros nos golpearon en la estación de Zapata y C y estoy seguro que allí en Villa Marista deben haberlo golpeado todavía más, mi esposo es un luchador que no se doblega, no se quiebra, temo por su estado de salud y responsabilizo a la Policía Política y al presidente Miguel Díaz Canel Bermúdez por la suerte que pueda correr mi esposo”, concluyó.