OCDH denuncia 'falta de contundencia' de UE y España sobre detenidos en Cuba

"Es decepcionante la falta de contundencia de la Unión Europea y del jefe de su diplomacia, Josep Borrell, ante el encarcelamiento de los principales líderes opositores de Cuba José Daniel Ferrer y Félix Navarro"
"Es decepcionante la falta de contundencia de la Unión Europea y del jefe de su diplomacia, Josep Borrell, ante el encarcelamiento de los principales líderes opositores de Cuba, José Daniel Ferrer y Félix Navarro"
 

Reproduce este artículo

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) calificó de 'decepcionante' la reacción de la Unión Europea (UE) y España ante el encarcelamiento de los principales líderes opositores de Cuba y de centenares de manifestantes, tras las protestas del pasado 11 de julio.

"Es decepcionante la falta de contundencia de la Unión Europea y del jefe de su diplomacia, Josep Borrell, ante el encarcelamiento de dos de los principales líderes opositores de Cuba José Daniel Ferrer y Félix Navarro; además de centenares de activistas y manifestantes como los artistas Luis Manuel Otero Alcántara y Hamlet Lavastida, entre otros", afirmó el director de Estrategia del OCDH Yaxys Cires Dib.

Cires Dib recordó que "durante años en Europa, de manera sutil, se decía que los cubanos no hacíamos nada por nuestro futuro, o que no había una mayoría que deseara el cambio".

"Los sucesos del 11J evidenciaron ante la opinión pública mundial realidades por mucho tiempo ignoradas por terceros: que una parte importante de la población quiere un cambio que traiga derechos y libertades, y que en respuesta a ese reclamo, el gobierno siempre ha respondido con represión", añadió Cires Dib.

Durante años "se impuso la idea de que Cuba es el paraíso de los derechos sociales y que el disfrute de ciertos derechos justificaba la ausencia de los derechos políticos, económicos y culturales. Los sucesos del 11 de julio, demuestran la realidad: ni se garantizan unos ni, se permiten los otros. La falacia de los derechos sociales quedó pulverizada por el estallido social, constatación de la crisis general que vive el país", señala el comunicado del OCDH.

"El pueblo cubano ha reclamado libertad y derechos humanos en las calles, en medio de una profunda crisis humanitaria. Sin embargo, la respuesta de la comunidad internacional no contribuye a que Cuba inicie un proceso de transición democrática", denunció el OCDH.

El OCDH reporta 1.306 detenciones verificadas (261 mujeres, 1.045 hombres y 27 menores de edad), relacionadas con la ola represiva iniciada el 11 de julio.

Solamente en la causa relacionada con la protesta del día 12 de julio en el barrio La Güinera, provincia La Habana, hubo al menos 70 detenidos con medidas cautelares, bajo la acusación de presuntos delitos de daños, desorden público, instigación a delinquir y sedición.

Ese día murió el cubano Diubis Laurencio Tejeda, de 36 años, tras recibir un disparo de un policía.

El gobierno cubano divulgó la muerte de Laurencio Tejeda el 13 de julio, en una nota informativa donde lo califica de delincuente y de tener “antecedentes por desacato, hurto y alteración del orden, por lo cual cumplió sanción”.

Esta es la primera y única muerte reconocida oficialmente a raíz de las manifestaciones del 11 de julio.

Al cierre de agosto el OCDH registró 573 acciones represivas contra activistas; de ellas 55 detenciones arbitrarias, así como sitios de viviendas, citaciones, hostigamiento y multas.

*Foto: Reuters