Guillermo Fariñas, detenido cuando se dirigía a la embajada española en La Habana
El opositor fue abordado por la policía política antes de recibir un visado para viajar a España y Bruselas, invitado por el propio OCDH, informan fuentes de esta organización
Guillermo Fariñas

El opositor Guillermo Fariñas, Premio Sajarov del Parlamento Europeo, ha sido detenido de manera arbitraria por la policía política de la isla el martes, sin que se tenga información sobre su lugar de reclusión, según alerta el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH).

Fariñas fue abordado por agentes de la Seguridad del Estado (DSE) cuando se dirigía a la Embajada de España en La Habana. Allí tenía una cita para recibir un visado para viajar a España y Bruselas, invitado por el propio OCDH, informan fuentes de esta organización en un comunicado.

En Bruselas, Fariñas sería recibido por eurodiputados de diferentes partidos del arco parlamentario y tenía previsto entrevistarse con Javier Niño, representante del Servicio de Acción Exterior Europeo, y participar en una sesión del Subcomité de Derechos Humanos de la Unión Europea.

Ante estos hechos, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos exige "la inmediata liberación" de Fariñas y pide al Parlamento Europeo y a la Comisión Europea que condenen este atropello cometido contra un premio Sajarov.

Fariñas ha estado en prisión en diversas ocasiones y ha protagonizado numerosas huelgas de hambre para denunciar la vulneración de los derechos humanos en Cuba.

"El régimen cubano debe dejar de utilizar las instituciones internacionales como teatro de operaciones de sus políticas injerencistas -asegura el OCDH-. La Habana tiene que cesar sus actuaciones represivas, y las democracias del mundo no pueden permanecer indiferentes ante las constantes agresiones contra la oposición pacífica cubana".

El Observatorio recuerda también el encarcelamiento de José Daniel Ferrer, detenido desde octubre pasado.

Precisamente, el OCDH había informado este mismo martes de que el pasado mes de enero se registraron en Cuba al menos 196 detenciones arbitrarias contra activistas de derechos humanos y periodistas independientes.

Detenciones en la vía pública sin orden judicial, allanamientos de viviendas, multas, decomiso de bienes privados, amenazas y retenciones ilegales fueron algunas de las manifestaciones de la policía política cubana en enero, según el Observatorio de Derechos Humanos.