Monos que invaden Florida podrían portar virus mortal

La Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre (FWC, por sus siglas en inglés) ha advertido a los residentes del noreste de Florida a propósito de los monos salvajes avistados recientemente en ese estado, según medios locales.

Los monos salvajes específicos sobre los cuales se ha emitido la advertencia de la FWC son los macacos Rhesus, una especie traída por primera vez a Florida en la década de 1930, en el área de Silver Springs, y que desde entonces se ha extendido por todo el estado.

En el sur de la Florida abundan también los monos Vervet, que llegaron en las décadas de 1950 y 1960 como parte de las atracciones turísticas.

Los monos salvajes no son nativos de Florida y no están protegidos, excepto por la Ley contra la Crueldad Animal.

FWC advierte a los residentes que se mantengan alejados de los monos si los ven debido a la amenaza de una enfermedad, incluido el herpes B, que puede ser mortal. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU aseguran que en 2018 alrededor del 30 por ciento de los monos portaban herpes B.

La mayoría de los avistamientos reportados en el noreste de Florida son al norte del condado de St. Johns. Algunos están preocupados por los monos salvajes, otros no.

“No, nos encanta. Es impresionante. Creo que solo están de visita”, dijo la residente del condado de St. Johns, Serena Durden.

Pero Manny Nagrin, que trabaja en la construcción en el área, dijo que mantendrá sus ojos en los árboles.

“Sin embargo, no los tocaré. No quiero herpes”, dijo.

Mikayla Schrein dijo que recientemente estaba pescando en las aguas cerca de Girvin Road y Wonderwood Expressway cuando vio a uno de los monos.

“Comencé a escuchar estos chillidos a lo largo de la costa y estos grandes robles, varios de los árboles comenzaron a temblar”, dijo Schrein. “Pensé, ‘Wow, Florida realmente es salvaje’. Me alegré de estar en un bote. Cuando descubrí que tienen herpes, me alegré de no estar cerca de ellos “

También hubo avistamientos confirmados en el área de Julington Creek y en los condados de Flagler y Volusia.

FWC advierte a los residentes que no se acerquen a los animales ni los alimenten. La alimentación de monos salvajes está prohibida en Florida y es un delito menor de segundo grado que se castiga con una multa de hasta $500 y 60 días en la cárcel.

Las autoridades también dijeron que deben mantener a las mascotas con correa y asegurarse de que los niños se mantengan alejados de los monos.

Cualquier persona que sea arañada o mordida por un mono debe llamar a los Centros para el Control de Enfermedades al 404-413-6550.

FWC también está pidiendo a los residentes que informen cualquier avistamiento y tomen fotografías si es seguro. Pueden llamar a la línea directa de especies exóticas de FWC al 888-IVEGOT1 (888-483-4681).