No tienen dignidad ni coraje: Barrero tras nueva citación de policía política

"No voy a dejar de hacer para que nunca más nadie sea juzgado en Cuba por sus ideas", afirmó la intelectual Carolina Barrero tras recibir otra citación de la Seguridad del Estado
Carolina Barrero, intelectual y activista cubana
 

Reproduce este artículo

Carolina Barrero, intelectual y activista por la democracia en Cuba, afirmó este lunes que los oficiales de la policía política no tienen “dignidad” ni “coraje” para identificarse cuando reprimen a la ciudadanía.

“Un oficial de la Seguridad del Estado vestido de civil me ha entregado una citación para que acuda mañana [martes] a la unidad policial de Zapata y C a las 2 de la tarde ante el instructor penal de Villa Marista, teniente coronel Luis Miguel Quirós Lage, con el motivo de «ampliar sobre el proceso en que me encuentro encarada EFP 92/21», dice el documento”.

La opositora explicó en Facebook que las autoridades se refieren “a la acusación por el presunto delito de instigación a delinquir que se me impuso por salir a marchar el 15 de noviembre para pedir por la liberación de los presos políticos”.

Según Barrero, las citaciones deben de ser entregadas por agentes de la Policía Nacional que posean responsabilidad jurídica y puedan asumir consecuencias legales sobre sus actuaciones. Pero los de la Seguridad del Estado “son entes anónimos. Piezas de un engranaje, oculto a conciencia para evadir responsabilidad”.

Cuando la activista preguntó al agente por su identificación, le mostró un carnet del Departamento de la Seguridad del Estado “con el nombre, la foto y la firma del ministro del Interior Lázaro Alberto Álvarez Casas y me dijo que su nombre era Carlos. Sin apellido, con cobardía y sin pudor”.

Barrero le exigió ver su carnet de identidad con su nombre real, pero el sujeto se negó, alegando que sólo recibía órdenes.

“Recibir y acatar órdenes no exime de responsabilidad. Si se comete un crimen obedeciendo el cumplimiento de una orden dada por un superior se sigue siendo responsable”, afirmó Barrero.

Según la opositora, los represores “faltan a la dignidad, a la entereza de sostener un nombre. No tienen el coraje de defender con la presencia las ideas que dicen guardar”.

La intelectual concluyó: “Yo tengo mi nombre, mis venas expuestas, y no voy a dejar de hacer para que nunca más nadie sea juzgado en Cuba por sus ideas. Para que podemos tener la libertad de Ser en Libertad”.

Este martes, Barrero denunció en otro post de Facebook que amaneció con su línea telefónica “cortada”. Cree que “no es casual que sea antes de acudir a la citación. No sé qué tramarán, pero evidentemente va de que no lo pueda contar”.

A inicios de diciembre las autoridades del régimen amenazaron a Carolina Barrero con enviarla a prisión si continúa exigiendo democracia y libertad para los presos políticos.

“El régimen, congregado en la figura del instructor penal, dice que me advierte, el término real es amenaza, con meterme en prisión. Usa en su elocución argumentos jurídicos que intentan legitimar la coerción”, denunció en Facebook la historiadora de arte y miembro del grupo contestatario 27N.

Barrero, que está sometida a una medida cautelar de reclusión domiciliaria, se preguntó: “¿De qué ley habla el régimen? De la justicia que ha secuestrado, de la que le lava la suciedad de las manos”.

Criticó que, gracias a ese sistema judicial instrumentalizado por el gobierno del Partido Comunista, Luis Robles lleva “un año en prisión provisional sin haber sido condenado, sin poderse defender”.

Sobre su propia condición, Barrero dijo que la reclusión domiciliaria es “un procedimiento al margen de cualquier figura descrita en la ley, para la que los jueces, la fiscalía y la policía se prestan con vergonzosa banalidad. La lista de violaciones con las que el régimen usurpa el derecho es interminable”.