Nieto de coronel cubano pide libertad para sus compañeros presos del 11J

Otros manifestantes adolescentes de los barrios esquina de Toyo y Diez de Octubre fueron condenados recientemente a altas penas de cárcel
Otros manifestantes adolescentes de los barrios esquina de Toyo y Diez de Octubre fueron condenados recientemente a altas penas de cárcel
 

Reproduce este artículo

El joven cubano Giuseppe Belaunzaran Guada, nieto del teniente coronel Carlos Javier Guada, se manifestó el 11 de julio de 2021 y ahora pide la liberación de sus compañeros presos políticos.

Mediante un video difundido por Rolando Castillo, padre del adolescente preso político Rowland Castillo, el joven explicó que se encuentra en las calles a pesar de haberse manifestado el 11J.

"Yo soy de los manifestantes del 11 de julio. A mí me piden diez años por sedición y yo lo que quisiera es que con mis compañeros Brandon, Rowland, Lazarito, Kendry, tomaran la misma medida que tomaron conmigo. Yo soy nieto del teniente coronel Carlos Javier Guada", señaló.

De acuerdo con Guada los padres de los menores presos políticos "están sufriendo igual y lo veo mal, somos jóvenes. Al final un error lo comete cualquiera y por nosotros pensar diferente no es que somos contrarrevolucionarios".

Giuseppe Belaunzaran Guada fue detenido el 11 de julio de 2021 durante las protestas de la esquina de Toyo, La Habana. En el momento del arresto tenía 16 años, según datos recopilados por la organización Cubalex.

Sin embargo fue liberado posteriormente, al parecer, por su parentesco con el teniente coronel Carlos Javier Guada.

"Tuve los beneficios de estar en la calle estos casi diez meses. No estoy de acuerdo, sufro por mis amigos. Yo tengo sedición y hurto. Y nunca pisé la prisión. En cambio, mis amigos, solo tienen sedición y todos están presos y con largas condenas. A mí me piden diez años, pero gracias a mi abuelo tuve el beneficio que no pudieron tener ellos", agrega el texto compartido por Rolando Castillo.

Otros manifestantes adolescentes de los barrios esquina de Toyo y Diez de Octubre fueron condenados recientemente a altas penas de cárcel. Kendry Miranda Cárdenas fue condenado a 19 años de prisión; Rowland Jesús Castillo Castro, a 18 años; Lázaro Noel Urgellés Fajardo, a 14 años; y Brandon David Becerra Curbelo, a 13 años.

Semanas después, las autoridades del régimen cambiaron las condenas de cárcel de seis menores de edad que participaron en las protestas del 11 de julio de 2021 en la provincia Holguín, a prisión domiciliar.

Solo uno de los menores sentenciados por sedición en La Habana han recibido este cambio de medida, confirmó la activista e historiadora Salomé García Bacallao. 

Se trata de Nelson Néstor Rivero Garzón, de La Güinera, condenado a cuatro años de privación de libertad, quien recibió cambio de medida a trabajo correccional sin internamiento.