Ministra cubana de Educación: "Los que no viven en Cuba no tienen derecho a criticarnos"
Ministra cubana de Educación: "Los que no viven en Cuba no tienen derecho a criticarnos"

La ministra de Educación cubana, Ena Elsa Velázquez Cobiella, aseguró este viernes en su cuenta de Twitter que las personas que no viven en la isla no tienen derecho a criticar lo que hace su gobierno.

"Aceptamos las críticas de los que están junto a nosotros y están dispuestos a compartir nuestras carencias y buscar soluciones", agregó la funcionaria.

El comentario ha provocado una gran polémica en esa red social, con centenares de réplicas al intento de la ministra por excluir del debate público cubano las opiniones de los exiliados.

"Los que no viven en Cuba, sea definitiva o temporalmente, también son cubanos, también tienen derechos, y también pueden aportar soluciones", le respondió el usuario identificado como Camilo Condis.

Otro usuario identificado como Chawy replicó: "Cuba es de los cubanos, no del Partido Comunista y nos duele ver como llevan destruyendo el país sistemáticamente por 60 años. Los de afuera no pueden criticar pero bien que reciben sus remesas y recargas".

Un tercer usuario, identificado como Roberto Garcés Marrero cuestionó: "¿Y quién es usted para decidir qué cubano tiene o no derecho de preocuparse por lo que pasa en su país? Todos tenemos derecho y Cuba es de todos, aunque traten de negarlo".

La usuaria Laura de Cuba agregó: "Todo el que haya nacido en Cuba viva hoy en el país que sea tiene derecho a criticar lo que quiera, pues para eso son cubanos, pero además para eso existe -en la mayoría de los países del mundo - la libertad de expresión y de pensamiento".

Las declaraciones de Velázquez tienen lugar en medio de un intenso malestar en redes sociales a raíz de las recientes declaraciones de la viceministra primera de Educación Superior, Martha del Carmen Mesa Valenciano, quien escribió en la prensa oficial un artículo defendiendo que el profesor universitario cubano debe ser un "defensor de nuestras convicciones políticas" y justificando la discriminación ideológica en los centros educacionales cubanos.

Las afirmaciones de la viceministra Mesa provocaron que un grupo de académicos e intelectuales cubanos publicaran una carta abierta en internet cuestionando la ideologización del proceso educativo y rechazando las violaciones al derecho universal a la educación, al trabajo y la protección contra toda forma de discriminación consagradas en la Constitución cubana.

La carta se convirtió luego en una petición en la plataforma Change.org, para sensibilizar a la opinión pública sobre la discriminación política en las Universidades cubanas. La petición acumula más de 3400 firmas y busca llegar a las 5 mil.