Maykel Osorbo: "Yo no quiero un diálogo que no sea libertad y más libertad"

Sobre las próximas actividades del MSI anunció que "estamos puestos y continuaremos pacíficamente por la libertad de Denis Solís y el cierre de las tiendas en MLC"
 

Reproduce este artículo

El rapero y miembro del Movimiento San Isidro, Maykel Osorbo, manifestó este lunes en una entrevista que el único diálogo que tendría con el régimen cubano es para pedir "libertad, libertad y más libertad".

El artista, que recién salió de una huelga de hambre, participó este 7 de diciembre en el programa de Carlos Otero para hablar sobre lo histórico de la protesta frente al Ministerio de Cultura (Mincult) y las ganas de seguir haciendo por Cuba.

De acuerdo con Osorbo, lo sucedido el 27 de noviembre "fue histórico, no se puede tapar. Esa protesta viene después que ellos (gobierno) le dan una patada a la sede del Movimiento San Isidro y nos sacan por la fuerza. Los intelectuales dijeron ya basta y la única manera que encontraron fue protestar".

Sin embargo, explicó que él no dialogaría con enviados de las altas esferas.

"¿Cómo yo voy a dialogar con Alpidio Alonso o con Fernando Rojas? No. El diálogo era con la Seguridad del Estado. Si yo llego a estar, la Seguridad tiene que personarse o el propio Diaz-Canel, no puedo dialogar con terceras personas que están mandadas", añadió.

Sobre las próximas actividades del MSI anunció que "estamos puestos y continuaremos pacíficamente por la libertad de Denis Solís y el cierre de las tiendas en MLC".

El rapero también aclaró que actualmente no está bajo ninguna causa penal ni en espera de juicio.

Pese a lo anterior, señaló que "hay que ver cómo funciona el régimen porque tanto yo como Luis Manuel Otero tenemos cuatro delitos de desacato, es decir, en cualquier momento ellos pueden llevarme y procesarme porque simplemente a ellos les da la gana. En estos momentos mi vida es como si no valiera nada pero yo tengo una idea y es seguir de frente".

El 26 de noviembre, fuerzas del régimen irrumpieron violentamente en la sede del MSI con el propósito de poner fin a la manifestación y arrestaron a los opositores. Horas después ese mismo día fueron puestos en libertad, pero se les impidió regresar a la sede de Damas 955, en La Habana Vieja.

El desalojo provocó una protesta de más de 300 artistas e intelectuales ante el Ministerio de Cultura a favor de más libertades y respeto a los movimientos opositores.

La protesta de San Isidro y el plantón ante el Mincult ha provocado revuelo en la comunidad cubana y la arena internacional. También reacciones del régimen, que organizó la víspera una acto paralelo con sus simpatizantes.

Más de una semana después no cesa el acoso contra los opositores, quienes se encuentran en arresto domiciliario injustificado, con policías afuera de sus viviendas.

Programa de Carlos Otero