Manifestante preso tras el 11J amenaza con quitarse la vida

El joven cubano Dayron Fanego, preso tras el 11J, amenaza con quitarse la vida en la cárcel
El joven cubano Dayron Fanego, preso tras el 11J, amenaza con quitarse la vida en la cárcel
 

Reproduce este artículo

El joven cubano Dayron Fanego, de Catalina de Güines, provincia Mayabeque, preso por manifestarse el pasado 11 de julio, dijo en una llamada desde la cárcel a su madre Miriela Cruz, que se quitaría la vida, denunció la activista y profesora de arte Anamely Ramos.

Según difundió Ramos en su Facebook, este lunes 11 de octubre Fanego llamó a Cruz para anunciarle que se quitaría la vida.

"Ella enloqueció. Una madre que no ha parado de luchar por su hijo, es paciente de cáncer pero hace mucho que su salud ha pasado a un segundo plano. Solo su hijo, día y noche, en su pensamiento", añadió en su post.

Por último Ramos cuestionó: "¿Hasta cuándo vamos a permitir que las familias sean destruidas de esta manera vergonzosa? La vida de Dayron Fanego está en peligro y será responsabilidad del Estado cubano cualquier cosa que le suceda".

 

Publicación de Anamely Ramos.

Publicación de Anamely Ramos.

 

Fanego, recluido en la prisión de máxima seguridad de Quivicán, provincia Mayabeque, padece de asma e hipertensión arterial. En septiembre de 2021 estuvo enfermo de COVID-19.

El 11 de julio de 2021 Miriela Cruz se dirigió a la estación de policía de San José de las Lajas, se quitó la blusa y dejó al descubierto un pullover donde se leían las consignas “abajo la dictadura”, “no más hambre”, “no más represión” y “patria y vida”.

Fue arrestada inmediatamente. Esa fue la manera que encontró para compartir la suerte de su hijo, detenido durante las protestas de ese mismo día.

"Me dieron golpes sin piedad. Le dieron golpes a mi hijo, a los muchachos que se llevaron con él. A todos les dieron golpes. A mí, de tanto que me dieron, llegué defecando a la prisión", contó Cruz a ADN Cuba.

Fue liberada una semana después y su hijo permanece preso.

Este 11 de octubre, a tres meses de las manifestaciones pacíficas en toda la Isla, más de 100 familiares de cubanos presos enviaron una carta abierta a los líderes de la Iglesia Católica en el país, para que intervengan por ellos.

Los firmantes piden a la Iglesia Católica "su inmediata y formal intervención en aras de lograr la liberación de todos los cubanos que ejercieron el derecho fundamental a la libertad de expresión y manifestación pacífica".