Régimen libera a Berta Soler y Ángel Moya tras 8 horas de arresto

Se trata del cuarto domingo consecutivo en que agentes de la Seguridad del Estado arrestan a Berta Soler e impiden que llegue a misa en la Iglesia Santa Rita
Se trata del cuarto domingo consecutivo en que agentes de la Seguridad del Estado arrestan a Berta Soler e impiden que llegue a misa en la Iglesia Santa Rita
 

Reproduce este artículo

Los activistas cubanos Berta Soler y Ángel Moya fueron detenidos este 13 de febrero por cuarto domingo consecutivo cuando salían de la sede de las Damas de Blanco en Lawton, La Habana, y fueron liberados ocho horas después.

"Fuimos arrestados sin violencia por represores de la Seguridad del Estado vestidos de civil y  uniformados, en este caso, fueron mujeres uniformadas las que ejecutaron la orden de arresto. A mí me montan en un auto con chapa privada y me conducen al hospital Miguel Enríquez para practicarme un chequeo médico que no solicité. Por supuesto que me negué y el médico dio por concluido el mismo", contó Moya en su Facebook tras la liberación.

Luego lo trasladaron a la estación policial de Cojímar, donde le impusieron una multa de 150 pesos cubanos y lo mantuvieron en una celda hasta las 7 p.m,  para después conducirlo hasta hasta las cercanías de la sede de las Damas de Blanco.

"Durante el traslado del Hospital a Cojímar le pregunté al jefe del carro sobre el chequeo médico y me respondió que era parte del procedimiento", agregó.

Con Berta Soler, las autoridades utilizaron el mismo procedimiento.

"No la violentaron y al igual que a mí la llevaron al mismo hospital para que le practicaran un chequeo médico, también se negó y la llevaron para la unidad policial del Cotorro, donde le impusieron una multa de 150 pesos y la confinaron en una celda", añadió Moya.

La pareja de opositores cubanos fue arrestada también el pasado domingo 7 de febrero a las 11 a.m, cuando salían de la sede nacional de las Damas de Blanco en Lawton, La Habana, a pedir la libertad de los presos políticos.

Los activistas fueron liberados tras ocho horas de detención, contó Moya en redes sociales.

"Inmediatamente los represores de la Seguridad del Estado le dieron la orden a los paramilitares del régimen comunista de Cuba de salirnos al paso. Desde que vi salir a los paramilitares desde dos direcciones me di cuenta que nos iban a agredir", añadió.

De acuerdo con el ex prisionero político, las autoridades reprimieron primero a Soler para separarlos, al tiempo que otro grupo de agentes lo agredía a él.

"Un paramilitar me lanza una piedra grande y me da en el muslo izquierdo. Tratando de esquivarla, me derriban y dos represores de la Seguridad del Estado aplican una técnica de inmovilización, me levantan y me introducen en un auto de la Seguridad del Estado con placa privada e inmediatamente me trasladan para la unidad policial de Cojímar", denunció.

En la estación policial, le impusieron a Moya una multa de 150 pesos cubanos (unos seis dólares al cambio oficial) por supuesta violación del dispositivo de seguridad, tras lo cual destinado a una celda.

Por su parte, Berta Soler, líder de las Damas de Blanco fue trasladada a la estación policial del municipio Cotorro, donde le fue impuesta una multa de 2000 pesos cubanos (unos 80 dólares al cambio oficial).

"Sobre las 7:20 p.m, me liberan en la vía pública cerca de la sede de las Damas de Blanco y sobre las 7:30 p.m liberan a Berta de la misma forma", agregó en el post de Facebook.

Se trata del cuarto domingo consecutivo que agentes de la Seguridad del Estado arrestan a Berta Soler y le impiden que llegue a misa en la Iglesia Santa Rita para pedir pacíficamente a liberación de los presos políticos.

Desde finales de enero, las Damas de Blanco habían anunciado el inicio de una campaña a favor de la liberación de todos los presos políticos cubanos.