Leoni Torres contra funcionarios “que se presten para condenar a niños e inocentes” del 11J

Leoni Torres se pronunció contra "los que se presten para condenar a niños y a personas inocentes solo por querer una Cuba mejor”
Leoni Torres contra jueces y fiscales del 11J
 

Reproduce este artículo

El popular cantante y compositor Leoni Torres se pronunció este lunes contra “los que se presten para condenar a niños y a personas inocentes” en Cuba, por las manifestaciones antigubernamentales del verano pasado en más de 60 localidades de la isla.

“Es muy importante que esto se sepa. A todos los que se presten para condenar a niños y a personas inocentes solo por querer una Cuba mejor”, convocó en sus redes sociales el popular cantante de salsa y pop al compartir un clip audiovisual en el que el poeta e influencer Luis Dener explica por qué debe exponerse a los funcionarios judiciales cómplices del régimen.

“Lo que les va a perseguir a ustedes por los siglos y los siglos es mucho. Ahora mismo los más presos son ustedes. Sin tener un uniforme de presos los más presos de Cuba van a ser ustedes”, afirma Dener en el fragmento de su directa de este lunes compartido por Leoni Torres.

“[Son ustedes] los que no van a poder salir más nunca de Cuba salvo para enfrentarse a un tribunal internacional (…) porque acaban de cometer un acto criminal contra la juventud cubana, contra la familia cubana, contra la nación cubana, contra el futuro de Cuba”, agrega el influencer.

Según el mensaje compartido por Leoni Torres, los funcionarios judiciales que participaron en las condenas “acaban de convertirse en la peor calaña de la historia cubana ahora mismo al servicio de la mafia” gobernante en la isla.

“Cuando llegue el momento del juicio ustedes van a pagar”, concluyó Luis Dener en el fragmento difundido por el músico.

Cubalex, organización jurídica y de derechos humanos, reveló la semana anterior los nombres de los fiscales y jueces cubanos responsables de las duras sentencias a 128 personas por las protestas en barrios de La Habana en el estallido antigubernamental del 11 y 12 de julio pasado.

“Comparte los rostros y nombres, que a donde quiera que vayan sepan qué han hecho y quiénes son”, pidió en Facebook la ONG, que brinda asesoramiento a víctimas de la represión estatal.


Cubalex y el grupo de trabajo sobre detenciones por motivos políticos, Justicia 11J, solicitan a los ciudadanos que, si tienen fotos de los funcionarios, las compartan en los comentarios del post o las envíen por mensajes privados.

Este fin de semana, la oficialista Unión de Juristas de Cuba (UNJC) se quejó de una supuesta “campaña de descrédito” y amenazas contra especialistas del sector por su participación en los procesos legales contra manifestantes de las protestas.

Según el periódico estatal Tribuna de La Habana, órgano del Comité Provincial del Partido Comunista, los delegados patentizaron “su apoyo y solidaridad a fiscales y jueces que intervienen en investigaciones y juicios, cumpliendo con el debido proceso y otros principios básicos de la Constitución”.

Aprobaron también una proclama en rechazo a la exposición pública de los funcionarios, en cuya lectura el presidente de la junta provincial de la UNJC, Osmín Álvarez Bencomo, afirmó que los fiscales y jueces que intervienen en los referidos procesos han tenido una “actitud responsable” y “apego a la verdad y el carácter humanista en la impartición de justicia”.

El régimen sentenció a los manifestantes de la Esquina de Toyo y La Güinera, en La Habana, a penas de hasta 30 años de cárcel, según información publicada el miércoles pasado por el Tribunal Supremo. Luego de celebrarse los juicios entre diciembre de 2021 y febrero del presente año, las sanciones fueron impuestas por los delitos de “hurto” y “sedición”.

La mayoría de las condenas superan los 10 años de prisión. En los casos de Dayron Martín Rodríguez y Miguel Páez Estiven ascienden a 30 años de cárcel, mientras que para Wilmer Moreno Suárez serían 26 años tras las rejas. Brandon David Becerra, uno de los detenidos menores de edad, que cumplió 18 años encarcelado, fue sentenciado a 13 años, a pesar de que su petición fiscal era de cinco años sin internamiento. El joven Walnier Aguilar, cuya familia denunció que padece discapacidad intelectual, fue condenado a 23 años.