La prensa norteamericana pone el foco en José Daniel Ferrer

Un nuevo artículo sobre la situación del disidente cubano José Daniel Ferrer ha sido publicado en The New York Times este martes. La periodista Frances Robles describe el caso del opositor encarcelado hace ya dos meses, y detalla las denuncias de su familia, que acusa al gobierno cubano de malos tratos y de proporcionar mala alimentación al líder de la UNPACU.

"La detención del Sr. Ferrer renueva el foco de atención sobre Cuba y los extremos a los que se ha llegado con los disidentes bajo el presidente Miguel Díaz-Canel. Diecinueve meses después de asumir la presidencia en medio de grandes esperanzas de reforma dentro de Cuba y en el extranjero, Díaz-Canel lidera un gobierno que tiene una sorprendente similitud con la dinastía Castro que lo precedió", escribe Robles.

La periodista también detalla las acusaciones del gobierno cubano contra el líder opositor, y hace referencia al video manipulado que el gobierno cubano puso en circulación la semana pasada.

No es el único artículo sobre Ferrer en los más importantes periódicos de EEUU.

Bajo el título "Encender linternas de libertad en las esquinas oscuras", el periodista Bret Stephens publicó el pasado viernes, también en The New York Times una columna donde criticaba la represión gubernamental en los casos del opositor cubano José Daniel Ferrer y el disidente iraní Ali Alinejad, y elogia su lucha en condiciones difíciles.

El columnista citaba los ataques contra Ferrer publicados en Granma, y alertaba de su dramático deterioro físico y el temor de que su vida corra peligro.

El periodista norteamericano también definía a Ferrer como un espíritu afín "a Andrei Sajárov, Liu Xiaobo y Nelson Mandela" y hacía notar la necesidad de un apoyo bipartidista a la causa de los disidentes porque son, potencialmente, nuestra arma más potente para socavar a nuestros enemigos. Su causa no es, y nunca debe ser, una causa perdida", concluía Stephens.

Por su parte, la veterana columnista de The Wall Street Journal Mary Anastasia O'Grady también publicó este domingo un artículo dedicado a Ferrer, que acaba de cumplir dos meses de encarcelamiento.

O'Grady cree justificados los miedos de la esposa de Ferrer, Nelva Ortega Tamayo, que teme por la vida del líder de la UNPACU, cuya prolongada detención ha atraído este mes la atención mundial.

"Existe una relación inversa entre la estabilidad de la dictadura y su brutalidad. Cuanto menos estable se siente el régimen, mayor es la represión", asegura O'Grady, que también opina que el empeoramiento de la situación económica y el aislamiento de La Habana suelen coincidir con momentos de escalada represiva contra la disidencia interna.

Otros dos editoriales en The Washington Post, publicados el mes pasado, también se refieren al caso de Ferrer y expresan críticas contra el gobierno cubano por sus constantes violaciones a los derechos humanos.

Todo parece indicar que aunque el régimen cubano intensificó esta semana su campaña de descrédito contra Ferrer con un reportaje manipulado y sin derecho a réplica en la televisión nacional, los resultados de la propaganda oficialista son más bien escasos. El Parlamento Europeo (PE) condenó la semana pasada la detención arbitraria del disidente cubano, exigió su inmediata liberación y denunció las torturas que, según el opositor y su familia, ha sufrido. La prensa internacional, a la que viene a sumarse ahora la gran prensa norteamericana, también ha criticado la actuación del gobierno cubano y la falta de garantías en el juicio al opositor, a quien la propaganda gubernamental ya da por culpable.