Kozak: ONU debe denunciar a Cuba por abusos, no elegirla para Consejo de Derechos Humanos
El subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Kozak se pronunció este miércoles contra la posibilidad de que el régimen de Cuba ocupe un escaño en el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas
Una docena de policías arremeten contra dos manifestantes pacíficos en Cuba. Foto: Tomada de Infobae
 

Reproduce este artículo

El subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Kozak se pronunció este miércoles contra la posibilidad de que el régimen de Cuba ocupe un escaño en el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Consideró en Twitter el influyente político de EE.UU. que ese cónclave “debe proteger los derechos humanos en todo el mundo y responsabilizar a los regímenes autoritarios. Esto no sucederá si el régimen cubano -una dictadura que encarcela a activistas de derechos humanos y periodistas, y pisotea la libertad de expresión y culto- se reincorpora al Consejo”.

Añadió en otro tuit que “el régimen cubano viola sistemáticamente los derechos del pueblo cubano al negar la reunión pacífica, controlar el arte y el periodismo y criminalizar la disidencia. Miembros de Naciones Unidas, la Asamblea General debería censurar a Cuba por sus abusos, no elegirla para un puesto en el Consejo de Derechos Humanos”.


Kozak ha denunciado reiteradamente abusos de la dictadura contra opositores políticos, activistas por causas sociales y periodistas y comunicadores independientes. Lamentó la represión que hubo en Cuba el 8 de septiembre, día de la Virgen de la Caridad del Cobre.

A propósito de lo ocurrido durante esos días, el funcionario estadounidense señaló en su Twitter que “mientras los cubanos celebraban la Caridad del Cobre, la dictadura reprimió despiadadamente las protestas pacíficas”.

Kozak calificó de “deplorable” estas actuaciones del régimen de la Habana. De acuerdo con el político el “régimen desesperado busca cortar la libre expresión. No puede silenciar las valientes voces de defensores de derechos humanos”.

Ese lunes 8 de septiembre ciertamente decenas de activistas y periodistas independientes sufrieron diferentes formas de represión: vigilancia en las afueras de sus viviendas, cortes en servicios de internet y en el peor de los casos, detenciones arbitrarias, algunas violentas.

A inicios de julio, Kozak también denunció al castrismo por la oleada de detenciones arbitrarias y arrestos domiciliarios que llevó a cabo para impedir una protesta pacífica en Cuba el 30 de junio pasado, que entre otras causas pediría justicia en el caso del joven negro Hansel Hernández, muerto por un disparo de un policía en la espalda.

“Hoy el régimen de Castro detuvo arbitrariamente a manifestantes pacíficos y cortó la comunicación de los periodistas”, denunció entonces en Twitter el diplomático estadounidense.

Michael G. Kozak aseguró que “una vez más, el régimen muestra su desprecio por las libertades de reunión y de expresión”.

El funcionario del Departamento de Estado, quien fue jefe de misión en la Sección de Intereses de los Estados Unidos en La Habana entre 1996 y 1999, emplazó al gobierno del presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez, designado por el general Raúl Castro: “No temas a tus ciudadanos, respétalos y escucha sus llamados a la justicia”.