Keilylli de la Mora: Lucharé hasta que Cuba sea libre o yo me muera

La activista de Unpacu, Keilylli de la Mora, bajo libertad condicional, dijo a ADN Cuba que seguirá luchando "hasta que Cuba sea libre o yo me muera"
La activista de Unpacu, Keilylli de la Mora, bajo libertad condicional, dijo a ADN Cuba que seguirá luchando "hasta que Cuba sea libre o yo me muera"
 

Reproduce este artículo

La activista de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), Keilylli de la Mora, quien se encuentra bajo libertad condicional desde este 10 de marzo, dijo a ADN Cuba que seguirá luchando "hasta que Cuba sea libre o yo me muera, una de dos".

Este miércoles, la prisionera política causó emoción entre la comunidad cubana al salir en un video en vivo del líder de la Unpacu, José Daniel Ferrer, para confirmar su excarcelación, aunque con condiciones.

De la Mora Valle fue condenada en 2020 a un año y seis meses de cárcel por los delitos de “propagación de epidemias”, “desacato”, “atentado” y “desobediencia”.

El pasado 4 de junio, ADN Cuba informó sobre el encarcelamiento de la activista, quien es miembro del grupo opositor Consenso Ciudadano desde 2016, y desde el 2019 también se integró en la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), así como a promover la iniciativa Cuba Decide.

Es la tercera ocasión que ella sufre encarcelamiento; en ocasiones anteriores (2013 y 2018) por 'peligrosidad pre-delictiva' y supuesta 'tenencia de arma blanca y explosivos', recluida en el mismo centro penitenciario Sabana Miguel.

La joven de 27 años atentó contra su vida en varios ocasiones e inició huelgas de hambre.

En julio de 2020, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares de protección a favor de Keilylli de la Mora Valle, tras considerar que se encontraba en una situación de gravedad y riesgo.

- ¿Crees que este tiempo en prisión ha sido peor que el que pasaste en ocasiones anteriores?. ¿Por qué?

"Este tiempo en prisión fue más malo que porque tuve más represión. Por parte de las guardias, de las presas, casi no me dejaban usar el teléfono. Tenían miedo que yo denunciara cosas que pasaban allá adentro. Para mí fue peor que la primera vez".

- ¿En qué estatus legal te liberaron?

"Me liberaron bajo libertad condicional, donde tengo que presentarme el día 29 de marzo frente al juez de ejecución, llevándole una propuesta de trabajo, o si no, ellos mismos me buscarían el trabajo, pero libre no estoy completamente. Solo puedo ir de la casa al trabajo".

-  ¿Qué sigue en tu camino, ahora que estás al menos fuera de prisión?

"Seguiré haciendo mi activismo. Ellos (gobierno) nunca me van a doblegar ni de una forma ni de otra; al contrario, voy a luchar con más fuerza porque sé de lo que son capaces y de lo que sufren nuestros hermanos en prisión. Ya lo descubrí. Las tortugas psicológicas, mis intentos suicidas eran porque tenia la mente que ya no podía. Voy a seguir luchando contra la dictadura hasta que Cuba sea libre o hasta que yo me muera, una de dos".

* Según registros de la ONG Prisioners Defenders (PD), en la actualidad ocho mujeres permanecen cumpliendo sentencia por motivos políticos en la Isla.  Se trata de Maité Hernández Guerra, Melkis Faure Hecheverría, Aymara Nieto Muñoz, Alina López Miyares, Martha Beatriz Roque Cabello, Rosario Morales La Rosa, Keilylli de la Mora Valle y Marta Sánchez González.