José Daniel Ferrer cumple dos semanas en prisión sin cargos
Amnistía Internacional condenó la semana pasada la detención del líder de la UNPACU y pidió garantías a Díaz-Canel.
José Daniel Ferrer cumple dos semanas en prisión sin cargos
 

Reproduce este artículo

Se cumplen dos semanas de la detención del opositor cubano José Daniel Ferrer García, líder de la UNPACU, en un ostentoso operativo dirigido por la Seguridad del Estado con más de 60 efectivos policiales y una docena de vehículos entre motocicletas, autos de patrulla y camiones", según contó la coordinadora de UNPACU, Katerine Mojena.

Un oficial que se presentó como Instructor del caso informó a la esposa de Ferrer, la activista de UNPACU Nelva Ortega, que este había sido trasladado hacia la prisión de Aguadores bajo la medida cautelar de prisión preventiva pero no le entregaron el "auto" de la Fiscalía

Durante una breve visita anterior, Ferrer reveló a su esposa que la Seguridad del Estado intenta fabricarle un cargo por un supuesto delito de "lesiones".

"Es un delito fabricado. Ellos quieren que un activista de la organización llamado Sergio García González, que había sufrido un accidente de tránsito, le achaque las lesiones a José Daniel y diga que se las provocó él con una golpiza. El activista (González) se negó, pero aún así lo tienen detenido", explicó la coordinadora.

Junto con Ferrer, fueron arrestados el día 1 de octubre los activistas José Pupo Chaveco, Roilán Zárraga y Fernando González Vaillant. A Pupo Chaveco y González Vaillant ni siquiera se les ha podido visitar una vez. Tampoco han recibido en todos estos días ni aseo personal ni medicamentos.

La ONG Amnistía Internacional (AI) lanzó el pasado martes 9 una "Acción Urgente" por la liberación del coordinador nacional de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU),  que estuvo incomunicado por más de 72 horas y continúa detenido en Instrucción Penal de Santiago de Cuba.

En una misiva dirigida al presidente cubano Miguel Díaz-Canel, AI demanda que se informe de forma inmediata a Ferrer García de los motivos de su detención o de lo contrario sea inmediatamente liberado.

Además exige que le garantice el acceso a un abogado de su elección y que se le facilite asistencia médica y tratamiento si así lo requiere el detenido durante su reclusión.

Amnistía recordó que el opositor ha sufrido encarcelamiento, acoso e intimidación durante más de una década por causa de su activismo político.

Por otra parte, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) emplazó al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas a que se pronuncie sobre el acoso contra activistas en Cuba, incluido Ferrer. La entidad, con sede en Madrid, acusa al organismo internacional de "ignorar la represión" en la Isla, según un comunicado difundido el pasado viernes.

La ofensiva represiva contra UNPACU se acentuó a partir de septiembre pasado, cuando sus integrantes y los de la organización Cuba Decide llamaron a una protesta nacional por el aumento de la represión contra los disidentes.

Durante 2019, la UNPACU ha sufrido al menos 37 asaltos a las viviendas de sus integrantes, de donde las autoridades han sustraído toda clase de propiedades. Sólo el mes pasado, la organización denunció más de un centenar de detenciones y golpizas a sus miembros.