Henry Couto Guzmán: “Dicen que soy un espía que trabajo para potencias extranjeras"

 

Al acudir a la Oficina de Migración para renovar su pasaporte y viajar a Europa, donde asistiría a un curso de liderazgo, no le pusieron inconvenientes y le pidieron que pagara el sello oficial (20 CUC). Al otro día, cuando llegó con todos los requisitos, agentes del MININT le informaron en la misma oficina que estaba "regulado" con una “Prohibición de Salida” del país.

Este es el caso del guantanamero Henry Couto Guzmán, a quien el gobierno acusa de "espía" por sus proyectos de actividades con niños en su comunidad y su colaboración con varias reconocidas organizaciones no gubernamentales, como People in Need. "Dicen que yo soy un espía que trabajo para potencias extranjeras y que afecto la paz internacional", cuenta el activista.

Durante la reunión, el oficial Leonis, de la Seguridad del Estado, y otro oficial presente propusieron al opositor hacer un video diciendo que estaba arrepentido, que las ONGs lo estaban utilizando y que su trabajo en Cuba estaba relacionado con la CIA. "Ellos buscaban que yo diera falsa información sobre el trabajo de las ONGs en Cuba y me dijeron que si yo hacía eso ellos podían permitir que yo saliera del país y que me quedara, lógicamente", denuncia Couto Guzmán.

El ex estudiante de Cultura Física, y ahora activista y periodista independiente, que escribe para publicaciones en Perú y República Checa, ha sido detenido en varias ocasiones. En el 2017 su vivienda en Guantánamo fue allanada y la policía política le confiscó sus equipos de trabajo.