Preso a una semana de protestas el fotógrafo de “Patria y Vida” y MSI

La madre del joven artista Anyelo Troya exige que lo liberen tras una semana detenido arbitrariamente por fotografiar las protestas multitudinarias del 11 de julio
Anyelo Troya, artista cubano preso
 

Reproduce este artículo

El joven fotógrafo Anyelo Troya, quien filmó las escenas en Cuba del videoclip antisistema “Patria y Vida”, lleva una semana detenido arbitrariamente por el régimen tras las protestas multitudinarias del 11 de julio.

Raisa González Cantillo, madre de Anyelo, escribió en redes sociales un llamado desesperado: “Dios solo te pido justicia para mi hijo [,] él es Artista audiovisual le gusta su trabajo yo estoy devastada”.

“(…) hoy hace 7 días ya que no me dan respuesta a una madre [,] por favor estoy desesperada libérenlo ya”, exigió González Cantillo.

“Ya hace hoy una semana de la detención de Anyelo Troya este joven valiente”, denunció Eliexer “El Funky”, uno de los raperos underground que cantó en “Patria y Vida” junto con Maykel Osorbo, Yotuel Romero, Gente de Zona y Descemer Bueno.

El Funky definió a Troya como “hermano artista de la fotografía y realizador del video Patria y Vida en Cuba”. Lo arrestaron “por el solo hecho de estar tomando fotos en la manifestación del 11J”, escribió el rapero en sus redes sociales.

Troya filmó en Cuba y de manera clandestina, los planos del hit contestatario “Patria y Vida” (video dirigido por Asiel Babastro) que incluyen a Maykel Osorbo, El Funky y el líder del Movimiento San Isidro (MSI), el artista del performance Luis Manuel Otero. Actualmente Osorbo y Otero también se encuentran presos en cárceles del régimen.

Además, Anyelo Troya es autor de un ensayo fotográfico con retratos de miembros del MSI, el 27N y otros activistas por la democracia en la isla. Desde mediados de abril, el joven artista visual y su familia denunciaron “asedio” policial, vigilancia e inclusos arrestos domiciliarios arbitrarios contra él.

Esta no es la primera vez que está en calabozos del régimen. Troya fue uno de los detenidos el 27 de enero frente al Ministerio de Cultura. Allí, según su testimonio, “recibió golpes, (…) le rompieron su teléfono celular y el visor de su cámara”, publicó en su momento la revista El Estornudo.

El 15 de julio, la organización internacional Human Rights Watch denunció el arresto: “Lo detuvieron cuando tomaba fotos de las protestas [del 11 de julio]. Al parecer, lo tienen incomunicado en la cárcel de Cien y Aldabó. Su familia no ha podido hablar con él. Exigimos su liberación”.

El Observatorio Cubano de Derechos (OCDH) informó el sábado que, según datos recopilados por su red de observadores en la isla, hasta ahora se cuentan al menos 560 detenciones y/o desapariciones de personas en todo el país.

Otras ONG también recaban datos con colaboradores en el terreno y procesando denuncias en redes sociales. Cubalex, que ofrece asesoría legal a defensores de derechos humanos en Cuba, por su parte ya suma en un listado propio 484 personas detenidas y desaparecidas durante las protestas duramente reprimidas por el régimen.