Esteban Rodríguez depone huelga de hambre

La decisión de deponer la huelga pasa por la voluntad no darle “el gusto a la dictadura” de salir de un ciudadano que le es incómodo, manifestó su esposa, Zuleidis Gómez
Esteban Rodríguez
 

Reproduce este artículo

El colaborador de ADN Cuba Esteban Rodríguez, encarcelado desde la manifestación del 30 de abril en la calle Obispo de La Habana, depuso su huelga de hambre este fin de semana a fin de preservar su salud, según informó su esposa, Zuleidis Gómez.

Mediante un post en Facebook, Gómez detalló que en horas tempranas de este domingo la llevaron a la prisión a ver a su esposo, “el cual está bastante débil”. La decisión de deponer la huelga, dijo, pasa por la voluntad no darle “el gusto a la dictadura” de salir de un ciudadano que le es incómodo por su activismo y oposición política.

“Yo te admiro, mi vida, por tu gran valentía. Te necesitamos vivo”, escribió Gómez a Rodríguez en el post, donde especificó que tanto ella como la madre e hijas del reportero independiente piden por su salud.

El pasado miércoles Rodríguez declaró a ADN Cuba que llevaba dos días sin ingerir alimentos y que empezaría a dejar de beber agua también. “Mi huelga es de hambre y de sed”, afirmó el reportero.

“Están violando todos mis derechos. Yo no he cometido ningún delito para estar preso”, denunció mediante una llamada telefónica, en la que reconoció sentirse débil por ser la segunda huelga de hambre que hacía durante seis meses de encierro arbitrario.

Rodríguez explicó que su abogada le había dicho que la sanción que solicita la fiscalía para él es de tres meses a un año. “Ya llevo seis meses preso, quiere decir que estoy pasado de la mínima que me pondrían de sanción. Estoy cumpliendo una sanción ya sin haber ido a un tribunal”, condenó.

El también miembro del Movimiento San Isidro (MSI) envió un mensaje a través de esta revista: “Les pido a todos que me apoyen, que estén conmigo y me den fuerza. Que se hagan eco de lo que estoy diciendo: estoy plantado y voy de frente en contra de la dictadura. Prefiero morirme a seguir cumpliendo la voluntad de un régimen nefasto, que simplemente lo que hace es pisotear al pueblo de Cuba”.

Rodríguez lleva cerca de seis meses preso en la prisión de máxima seguridad del Combinado del Este bajo el supuesto delito de desorden público.

Su amigo y compañero de activismo y labor reporteril Héctor Luis Valdés Cocho recordó recientemente que “se le han presentado dos cambios de medida y la Fiscalía en las dos ocasiones se lo ha denegado”, y que Rodríguez ha estado contagiado de COVID-19 en prisión en más de una ocasión.

Eso “nos alarmó muchísimo dado los padecimientos que sufre de hipertensión y asma bronquial”, comentó Valdés Cocho en un post en Facebook.

El colaborador de ADN Cuba fue detenido junto a un grupo de activistas y periodistas independientes por intentar llegar a la sede del MSI en Habana Vieja, donde el artista Luis Manuel Otero Alcántara se encontraba cercado la policía política y en huelga de hambre.

Ante la resistencia de las fuerzas militares a dejar que accedieran a la vivienda en la calle Damas 955, Rodríguez y otros se sentaron con las manos entrelazadas e hicieron desobediencia cívica y pacífica, en un pequeño parque de las calles Obispo y Aguacate. 

Para la Seguridad del Estado, Rodríguez fue el líder de la manifestación, por lo que lo detuvieron violentamente y lo han mantenido en prisión desde entonces, sin juicio ni condena formal.