Exigen libertad de Esteban Rodríguez: 7 días de huelga de hambre y sed

Activistas y familiares de Esteban Rodríguez, reportero independiente e integrante del Movimiento San Isidro, exigen la liberación del preso político
Esteban Rodríguez, colaborador de ADN Cuba y activista del MSI
 

Reproduce este artículo

Activistas y familiares de Esteban Rodríguez, reportero independiente e integrante del disidente Movimiento San Isidro (MSI), exigen la liberación del preso político que este viernes cumple siete días en huelga de hambre y de sed.

Zuleidis Gómez Cepero pidió no olvidar a su esposo, colaborador de ADN Cuba. “Recuerdan a Esteban Rodríguez el hombre valiente que salió a las calles reclamar ver a su amigo Luis Manuel Otero Alcántara, el hombre que ayuda a todos los necesitados, este gran ser humano de gran corazón hoy cumple 7 Días en huelga de hambre y sed”, expresó en Facebook.

Gómez Cepero añadió que “su vida corre peligro, por favor, pido su libertad inmediata no es un delincuente”.

“¡Nos toca seguir luchando por Esteban! ¡Porque ya no haya más huelgas! ¡Porque no sigamos acumulando presos y violaciones!”, publicó, por su parte, la profesora de arte y miembro del MSI Anamely Ramos.

Este jueves la madre de Esteban Rodríguez, Nancy López, confirmó a ADN Cuba que había entrado en huelga de hambre y de sed. También denunció que el reportero independiente, quien se encuentra en la prisión Combinado del Este (La Habana), fue castigado con un mes de prohibición de llamadas telefónicas, por causas que no han podido ser precisadas.

Anamely Ramos recordó en sus redes sociales que en el caso de Esteban Rodríguez “es como recomenzar la huelga, si tenemos en cuenta que hizo una de similar hace poco y que había dejado claro de que volvería a ella si no era liberado”.

Añadió que el colaborador de ADN Cuba es, junto a Ángel Cuza e Inti Soto, las únicas personas que continúan presas desde la detención de un grupo que se manifestó pacíficamente el pasado 30 de abril, en la calle Obispo.

“Los tres han pasado ya más de seis meses encarcelados, sin que haya ningún avance desde el punto de vista legal, ya han cumplido más de la mitad del tiempo de condena si tuviesen sentencia”, denunció Ramos.

“No hay nada normal en tener a Esteban preso injustamente cuando lo único que hacía era contar la vida de su barrio, los problemas de la gente de a pie, alzar lo voz ante lo que todos sabemos que está mal”, opinó Anamely Ramos, sobre el trabajo del reportero independiente a cargo de la sección de entrevistas y directas El Barrio Habla, en ADN Cuba.

“La Seguridad y el Estado mafioso cubano cuentan con la manipulación de los cuerpos y voluntades, pero un día se le irá de las manos”, sentenció Ramos.

En septiembre, la defensa del periodista independiente solicitó un cambio de medida cautelar para que esperar su juicio en libertad, pero fue denegada.

Rodríguez está siendo procesado por los supuestos delitos de “desorden público” y “resistencia”. El Órgano de Enfrentamiento Especializado de Delitos contra la Seguridad del Estado solicitó prisión provisional para él tras una protesta pacífica ocurrida en la calle Obispo, de La Habana, el 30 de abril.

El oficialismo emprendió una campaña en su contra, acusándolo de ser el autor intelectual de la manifestación que se produjo cuando la policía negó a una decena de personas ir hasta la casa del artista Luis Manuel Otero, que se encontraba en huelga de hambre y sed.

Ante la resistencia de las fuerzas militares a dejar que accedieran a la vivienda en la calle Damas 955, Esteban Rodríguez y otros se sentaron con las manos entrelazadas e hicieron desobediencia cívica y pacífica, en un pequeño parque de las calles Obispo y Aguacate, soportando la embestida policial y de la Seguridad del Estado.

Imágenes de los hechos del 30 de abril muestran cómo un agente de la policía política vestido de civil aplica técnicas de estrangulamiento para reducir a Rodríguez, e impedirle expresarse.

Desde que se encuentra preso, el periodista de ADN Cuba enfermó de coronavirus en al menos dos ocasiones, la última de ellas a finales de agosto.

 

Foto de portada: tomada del Facebook de Anamely Ramos