Esposa de preso político del 11J denuncia acoso de la Seguridad del Estado

Hay miles de delincuentes en las calles y no hacen nada, pero sí persiguen a una mujer sola que busca el sustento para sus hijos, acusó la esposa de Maikel Rodríguez, preso del 11J
Yexi Gómez, esposa de Maikel Rodríguez del Campo. Foto: Captura de pantalla
 

Reproduce este artículo

La esposa del preso político cubano Maikel Rodríguez del Campo, Yexi Gómez, denunció este domingo que está siendo víctima de acoso y persecución por parte de la Seguridad del Estado, como represalia a sus exigencias de justicia y libertad para el padre de sus tres hijos menores de edad.

Según manifestó Gómez en un video compartido en Facebook, desde la detención de su esposo, que era el sustento del hogar, se ha visto obligada a hacer uso de su licencia para elaborar y comercializar alimentos como única vía de llevar alimentos a la mesa y satisfacer las necesidades de sus hijos.

Su actividad requiere que viaje a menudo a La Habana para intentar obtener productos e insumos, pero en la madrugada de este domingo, cuando regresaba a Holguín, una patrulla policial paró el carro en el que venía sólo para pedirle su carné de identidad y hacerla bajar con sus pertenencias.

De acuerdo con el relato de Gómez, en esta ocasión no logró conseguir nada en La Habana, pero los policías querían que ella se responsabilizara por unos maletines de otros pasajeros que contenían mercancía a incautar.

Ante su negativa fue traslada a la unidad policial de la calle Martí, en la cabecera provincial de Holguín, donde después de un rato retenida sólo le pidieron disculpas y no le dieron ninguna explicación.

“Detrás de esto está la Seguridad del Estado. Hay miles de delincuentes en las calles y no actúan ni hacen nada, pero sí saben perseguir a una mujer sola que busca el sustento para sus hijos menores de edad”, acusó Gómez, que refirió haber experimentado otros episodios de acoso y persecución.

“Si voy a la tienda, ustedes están en la tienda, pero no me voy a callar, voy a pedir libertad y justicia para mi esposo siempre. Él no está solo”, afirmó.

Gómez exigió el fin del acoso y la persecución en su contra, a la vez que condenó el gasto de recursos para reprimir a familiares de presos políticos, como ella.

“¿Por qué soy una amenaza para ustedes? ¿Por reclamar justicia y libertad para mi esposo? Eso no voy a dejarlo de hacer nunca”, concluyó.

Rodríguez del Campo fue condenado a 18 años de privación de libertad por manifestarse el 11 de julio de 2021 en Holguín, durante la ola de protestas que se suscitaron en más de 60 localidad de la isla para condenar la precariedad del país y exigir un cambio político y económico.

Los detenidos, según conteos de organizaciones independientes, rebasan los 1.300 ciudadanos, muchos de los cuales han sido condenados a largas sentencias en prisión, al igual que Rodríguez del Campo.