“El tiempo de Dios para Cuba ha llegado”: entrevista con el pastor Alain Toledano
ADN Cuba entrevistó al​ pastor evangélico Alain Toledano Valiente, de la iglesia Sendas de Justicia en Santiago de Cuba. Toledano es uno de los líderes religiosos más perseguidos por el régimen
 

Reproduce este artículo

 

El pastor evangélico Alain Toledano Valiente, de la iglesia Sendas de Justicia en Santiago de Cuba, es uno de los líderes religiosos de la Isla que más padece la represión del régimen debido a su firmeza en llamar las cosas por su nombre.

Toledano conversó con ADN Cuba sobre cómo fue el 2019 y los retos que traerá el 2020 para la comunidad de religiosos cubanos que no esconden su rechazo a las políticas represivas del régimen.

Para el pastor santiaguero “el tiempo de Dios para Cuba ha llegado”. “Mi reto para el 2020 es que cada hombre y cada mujer en Cuba pueda vivir con la libertad que se merecen”, declaró.

“2019 comenzó con una agenda de trabajo ambiciosa en el buen sentido de la palabra, pero todo fue tronchado por los ataques del mismo régimen comunista. Ha sido un año en que la mayoría de los propósitos no se han podido cumplir (…) porque he tenido estorbos en cuanto a toda mi agenda; pero en Dios ha sido un año hermoso, ha sido un año de crecimiento, de tomar decisiones”, comentó también.

En múltiples ocasiones la policía política ha citado e interrogado al pastor, para hacerlo desistir de realizar sus cultos religiosos. Según relató en una entrevista con Radio TV Martí, “en los últimos cinco meses ha sido interrogado por la policía política 12 veces”.

“Es fuerte vivir en Cuba, y ver a tu familia sufrir lo que hemos sufrido nosotros: ya tenemos dos desalojos— año 2017 y año 2016—. Nos sacaron de nuestra casa y nos decomisaron nuestros bienes las dos veces; y llega un momento en que la familia se siente un poco tensa, hemos pasado momentos fuertes en que uno no tiene qué comer, o dónde dormir”, comentó Toledano y señaló que su familia está integrada por nueve personas. “Pero lo que nos mueve a nosotros es el llamado que Dios nos ha hecho en la nación de Cuba”, agregó.

“Tenemos en este momento pastores que están presos, periodistas que han seguido la historia de los pastores presos (…) tenemos el caso de José Daniel Ferrer”, mencionó ejemplificando la represión en la Isla.

“El que muchas congregaciones estén naciendo precisamente en Cuba, bajo un régimen totalitario, es la evidencia de que Dios tiene los ojos puestos en la nación de Cuba, antes no había tanta sed de Dios en el pueblo cubano”, consideró, y señaló que “piensan ellos [el régimen] que neutralizando a los líderes van a neutralizar la iglesia: el crecimiento de la iglesia les preocupa mucho”.

 

 

Recientemente el pastor envió una carta al secretario del Partido Comunista (PCC) en Santiago de Cuba, en la que exige el fin de la represión en contra de él. Toledano también pidió al dirigente provincial la devolución de unas tierras que el gobierno le confiscó en el año 2016, indica un reporte de Radio Televisión Martí.



Según ha contado, las autoridades aprovecharon una visita suya a Estados Unidos para quitarle las tierras en disputa. La casa que usaba como templo fue demolida en el lugar.

Según su testimonio, el gobierno pretendía usar el terreno que le arrebató para un “proyecto comunitario, sin embargo, cuatro años después, no existe tal proyecto: “lo que hay ahora es un montón de yerba”, dijo Toledano.

En julio último Alain Toledano conoció que se encontraba entre “los regulados” (una lista negra del régimen cubano que impide a quienes la integran viajar fuera del país), en el momento en que intentó abordar un vuelo rumbo a Estados Unidos en el Aeropuerto Internacional Antonio Maceo, de Santiago de Cuba.

“La mayoría de los líderes religiosos están regulados en este momento: el pastor Juan Carlos, la familia Rigal en Guantánamo, Mario Jorge Travieso está sufriendo también de ataques terribles en la ciudad de Las Tunas (…) el gobierno ha enfocado los cañones contra ellos”, consideró el pastor.

Recientemente, el gobierno de Estado de Estados Unidos agregó a Cuba a la lista de naciones que irrespetan las libertades religiosas de los ciudadanos. En la categoría de gobiernos que han participado o tolerado “violaciones graves de la libertad religiosa”, además de Cuba aparecen como nuevos, Nicaragua, Nigeria y Sudán.

Antes, en junio pasado, el Departamento de Estado había criticado la situación de la Isla en este aspecto en su Informe anual sobre la libertad religiosa internacional. En esa ocasión culpó al régimen comunista de amenazar, detener y usar la violencia contra algunos líderes religiosos y sus seguidores.

Entre las medidas represivas habituales que aplica el régimen de la Isla contra algunos grupos, están la restricción de los viajes nacionales e internacionales, y la limitación de los derechos de los presos a practicar libremente sus creencias.