Detienen a familia del preso político del 11J Andy García Lorenzo

"Nos van a detener a todos. No nos quieren dejar llegar al juicio hoy", expresó Jonathan López Alonso
"Nos van a detener a todos. No nos quieren dejar llegar al juicio hoy", expresó Jonathan López Alonso
 

Reproduce este artículo

Este 14 de enero la Seguridad del Estado de conjunto con la policía cubana detuvieron a familiares del preso político Andy García Lorenzo, para impedir que estos llegaran al juicio del manifestante del 11 de julio de 2021, que se celebra en la Audiencia de Santa Clara.

La hermana Roxana García Lorenzo se dirigía en un transporte privado junto con su pareja, Jonathan López Alonso, su suegro Pedro López y su suegra, al último día del juicio contra Andy y otros manifestantes de Villa Clara.

En un video en vivo muestran el momento en que un agente de la Seguridad del Estado los hace bajarse del transporte y llama a una patrulla policial.

"Nos van a detener a todos. No nos quieren dejar llegar al juicio hoy", expresó Jonathan López Alonso.

En varias ocasiones el agente de la Seguridad del Estado sin identificar intentó quitarle el teléfono a López mientras transmitía en vivo.

"No nos deja seguir. Llamando a una patrulla para que venga para acá", concluyó Roxana García Lorenzo.

Hasta el momento se desconocen sus paraderos.

El juicio contra Andy García Lorenzo comenzó el pasado 10 de enero, marcado por una fuerte presencia policial en las afueras de la Audiencia de Santa Clara. Este 14 de enero es el último día.

Desde el primer día la activista cubana Roxana García Lorenzo denunció que agentes de la Seguridad del Estado los perseguían de camino al juicio.

Fiscalía pide siete años de privación de libertad al joven villaclareño por participar en las protestas del 11 de julio pasado.

García Lorenzo está acusado de los supuestos delitos de desórdenes públicos, atentado y desacato a la autoridad.

Se encuentra preso desde el pasado 11 de julio de 2021, cuando ya regresaba hacia su vivienda luego de participar en las protestas pacíficas de su ciudad. Lo ingresaron en una patrulla policial y lo golpearon. No recibió entonces atención médica, añadió su familia.

Primero estuvo en la cárcel conocida como La Pendiente y a inicios de diciembre pasado las autoridades lo trasladaron para Guamajal.