Denuncian golpiza contra Ktivo Disidente en cárcel de Cienfuegos

Exigió el 28 de abril de manera pacífica el fin de “la dictadura” y la “libertad para los presos políticos”, de pie sobre un muro del Boulevard San Rafael
Denuncian golpiza contra Ktivo Disidente
 

Reproduce este artículo

El preso político cubano Carlos Ernesto Díaz González, conocido en redes sociales como “Ktivo Disidente”, sufrió una golpiza en una cárcel de Cienfuegos, según denunciaron este miércoles activistas y amigos del opositor.

Keililly de la Mora, exprisionera de conciencia, explicó en una transmisión en directo por ADN Cuba que el lunes 6 de junio, Díaz González debía recibir una visita de su abogado tras más de un mes de detención arbitraria por manifestarse pacíficamente en La Habana. Los carceleros no permitieron al jurista ver a Ktivo Disidente en la prisión de Ariza, alegando que era el día en el que festejaban la fundación del Ministerio del Interior (Minint) y “no había guardias para bajarlo” de la celda de castigo.

Pedro López y otros activistas comunicaron a Keililly de la Mora que a “Kativo lo golpearon en la prisión, tiene el pómulo inflamado, lo arrastraron…”

“Estoy culpando a la Seguridad del Estado, porque hoy me aseguraron que con Ktivo no había pasado nada. Es mentira. Y si no, demuéstrenlo con un video de él en vivo, donde muestre su rostro”, exigió la opositora.

En un video emitido en directo por Facebook, Pedro López, coordinador del proyecto “Ayuda a los valientes del 11J”, explicó que Ktivo recibió fuertes golpes en el cuerpo y el rostro, según le comunicó la esposa del prisionero.

“Cuando su abogado, Joel Ponte, fue a verlo este martes se lo encontró muy golpeado, severamente golpeado. Tiene un golpe en el pómulo, un hematoma muy grande en el ojo izquierdo, la nariz rota, laceraciones en las muñecas”, denunció López, familiar del preso político Andy García.

Según dijo el abogado de Carlos Ernesto Díaz González, el disidente fue provocado por tres carceleros. Al ver que el activista esposado no reaccionó, uno de los guardias comenzó a pegarle en la cara.

“Durante la paliza estuvo todo el tiempo esposado, una tremendísima cobardía golpear a un hombre esposado, y luego le aplican la famosa tortura de la carretilla para levantarlo por las esposas y llevarlo así hasta la enfermería, donde lo siguieron golpeando delante del médico, quien no hizo nada para socorrerlo”, relató López.

Agregó que Ktivo Disidente está en huelga de hambre desde hace días y que se le ha agravado un padecimiento de hemorroides por los alimentos que le daban en el penal de Cienfuegos. “Le arrojan excrementos y orinas de otros reos a su celda de castigo”, denunció López.

La activista por la democracia Saily González Velázquez se pronunció en Facebook sobre el caso: “el valiente del Boulevard de San Rafael que pidió #LibertadParaLosPresosPolíticos y derecho a participar en la vida política del país ha sido y torturado y golpeado por orden de la dictadura TERRORISTA cubana en la prisión donde lo tienen en Cienfuegos. ¡Basta ya de horror!

Carlos Ernesto Díaz González exigió el 28 de abril de manera pacífica el fin de “la dictadura” y la “libertad para los presos políticos”, de pie sobre un muro del Boulevard de San Rafael, en el municipio de Centro Habana. De allí se lo llevaron esposado fuerzas combinadas de la Policía Nacional y la Seguridad del Estado.

“Todos los cubanos tenemos derecho a participar en la vida política de nuestro país”, se escucha decir a Díaz González desde lo alto, en un video.

“Esto tiene que parar, y lo tenemos que parar nosotros. No hay sociedad civil. No tiene que haber violencia, no tiene que haber derramamiento de sangre, pero tienen que dejarnos participar en la vida política del país”, dijo.

Muy cerca del lugar donde el activista protestó este jueves, fue detenido el preso político Luis Robles Elizástigui el 20 de diciembre de 2020, tras levantar en silencio un cartel con las palabras “Libertad”, “No más represión” y a favor de la excarcelación de Denis Solís, rapero y miembro del Movimiento San Isidro (MSI), que hoy se encuentra en el exilio.

Tras más de 12 meses de “prisión provisional” por manifestarse, Robles fue sentenciado a finales de marzo a cinco años de “privación de libertad”. La Sala de los Delitos contra la Seguridad del Estado del Tribunal Provincial Popular de La Habana, condenó al joven de 29 años de edad por la supuesta comisión de “propaganda enemiga” y “desobediencia”.