Dama de Blanco tratada en EE.UU. se recupera: régimen cometió "negligencia médica intencional"

Xiomara Cruz Miranda, que arribó a Miami en enero con una visa humanitaria e inmediatamente fue internada en la unidad de terapia intensiva de un hospital local, fue dada de alta y se recupera gradualmente, aunque "con pronóstico reservado"
Xiomara Cruz a su llegada a Miami. Foto: EFE/Giorgio Viera
 

Reproduce este artículo

La opositora cubana Xiomara Cruz Miranda, que arribó a Miami en enero con una visa humanitaria e inmediatamente fue internada en la unidad de terapia intensiva de un hospital local, fue dada de alta y se recupera gradualmente, aunque "con pronóstico reservado", confirmó este jueves una fuente médica.

"Está mejor, ya no necesita oxígeno ni el tubo de alimentación, pero su pronóstico es reservado", dijo a EFE el doctor Alfredo Melgar, especialista en Medicina Interna.

Cruz Miranda, que pertenece a los grupos opositores Damas de Blanco y Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), fue dada de alta el pasado martes del hospital Jackson Memorial, donde estaba ingresada hace seis meses, y este jueves visitó nuevamente a su médico, el doctor Melgar.

"Tenía tres bacterias en la sangre extremadamente agresivas, pseudomonas, mycobacteria y klebsiella", detalló el facultativo.

Cruz Miranda, de 58 años, llegó visiblemente débil y delgada a Miami el pasado 21 de enero con una visa humanitaria, para tratarse del mal que la aqueja desde que estuvo recluida cerca de un año en una prisión de la isla, y que ella atribuye a que el régimen "le inyectó algo adentro".

Cuando arribó, debía usar una silla de ruedas y casi no podía hablar porque le "faltaba el aire". Del aeropuerto fue llevada en ambulancia a un hospital.

"Ha sido un milagro que sobreviviera. Llegó en un estado precario de Cuba. Desnutrición severa, un pulmón colapsado. La llevé directo al hospital, donde hubo que intubarla de emergencia", recordó Melgar.

"En la prisión de Ciego de Ávila (este de Cuba), según su testimonio, fue expuesta a productos químicos como un éter", anotó el doctor.

En un video de la visita médica de hoy que Melgar envió a EFE, la propia activista dice sentirse "no muy bien, pero tampoco tan mal", y agradeció "a todas las personas del exilio y de dentro del país que han colaborado con mi causa, que me han ayudado, que han hecho todo porque yo me recupere".

Cruz Miranda fue sancionada en 2018 a un año y cuatro meses de cárcel, por el supuesto delito de "amenaza", pero su cuadro clínico comenzó a deteriorarse en la cárcel, lo que obligó al Gobierno a otorgarle una licencia extrapenal en agosto de 2019.

El doctor Melgar afirma que "después de revisar su expediente clínico en Cuba, se ve a las claras que cometieron una negligencia médica intencional con esta valiente Dama de Blanco".

Las Damas de Blanco son un movimiento ciudadano cubano que reúne a esposas y otros familiares de presos cubanos, considerados generalmente como presos políticos, aunque el régimen y sus partidarios niegan esta categoría. El movimiento, las personas y organizaciones que las apoyan, denuncian la existencia de "activistas democráticos presos por el solo hecho de ser disidentes de la dictadura de los hermanos Castro".

 

(Con información de EFE)