Cuba intenta presentar a José Daniel Ferrer como delincuente violento; ex esposas desmienten acusaciones

Yusmila Reyna Ferrera y Liettys Rachel Reyes Tur, citadas por la prensa oficialista como víctimas del opositor, desmintieron públicamente las acusaciones.
Yusmila Reyna desmiente acusaciones contra Ferrer
 

Reproduce este artículo

Tras lanzar este miércoles una campaña de descrédito contra el líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), José Daniel Ferrer, quien lleva casi dos meses detenido sin juicio, el diario Granma, órgano del Partido Comunista, y otras publicaciones oficialistas, insistieron en acusar a Washington de dirigir una "campaña de calumnias" contra Cuba.

La prensa cubana describió al líder de la UNPACU, miembro del Grupo de 75 disidentes encarcelados en 2003, como "agente asalariado al servicio de Estados Unidos, con una larga trayectoria de acciones de provocación contra el orden público y contra la legalidad" y le adjudicó "una trayectoria delincuencial y de conducta violenta totalmente ausente de motivaciones políticas".

Sobre todo esto, agregan, "existen pruebas suficientes".

La web oficial Cubadebate, por su parte, enumeró supuestos actos violentos cometidos por Ferrer, entre ellos varios contra sus exesposas Liudmila Cedeño, Yusmila Reyna Ferrera, Liettys Rachel Reyes Tur, en los dos últimos casos cuando se encontraban embarazadas.

Hoy Yusmila Reyna Ferrera, ex esposa de Ferrer y madre de Ana Laura Ferrer Reyna, su hija de 5 años, ha desmentido públicamente en un video las acusaciones oficialistas.

"Hago este pequeño video para desmentir el que yo haya sido víctima de dicho opositor, como menciona el informe de Cuba enviado a la ONU respecto al encarcelamiento de Ferrer, informe que no refleja los reales motivos de su detención, motivos políticos, ni las arbitrariedades del proceso penal ni las violaciones a sus derechos humanos", declara Reina.

Otra exesposa de Ferrer, Liettys Rachel Reyes Tur, declaró al diario independiente 14 y medio que las acusaciones hechas contra el líder de la Unpacu son "una manipulación más de la dictadura cubana". "Jamás José Daniel Ferrer me ha golpeado, jamás he sido víctima de golpizas ni de ningún tipo de violencia, al contrario, mantenemos una relación muy buena". "Esto es una mentira para intentar desacreditarlo", señaló.

Fuentes de la Iglesia cubana desmintieron también que hayan podido entrevistarse con Ferrer, como asegura el comunicado oficial del gobierno cubano sobre el caso.

La fabricación de cargos de delincuencia común contra opositores políticos y el llamado "fusilamiento de la reputación" son tácticas habituales de la Seguridad del Estado, que suele manipular o chantajear a presuntos testigos para conseguir condenas en los tribunales según sus intereses.

Las redes sociales se inundaron este miércoles de mensajes de apoyo al opositor, que sólo ha podido ver una vez -y brevemente- a su familia durante los 50 días que dura ya su detención.