Crece lista de presos políticos en Cuba: al cierre de julio suman 5 nuevos
Esto -agregan- confirma una tendencia que ya alcanza los cuatro presos políticos nuevos mensuales
Crece lista de presos políticos en Cuba: al cierre de julio se suman 5 más
 

Reproduce este artículo

La ONG Prisoners Defenders (PD) publicó este lunes una lista actualizada de los presos políticos en Cuba, sumando cinco nuevos al cierre de julio, para un total de 132.

Los nuevos privados de libertad injustamente según PD son Elio Juan Arencibía Dreque (MLDC), Ramón Rodríguez Gamboa (MONR), Carlos Manuel Arocha del Risco (Unpacu), Yulio Ferrer Bravo (independiente) y Ernesto Pérez Pérez (Unpacu). 

Esto -agregan- confirma una tendencia que ya alcanza los cuatro presos políticos nuevos mensuales.

"Con ello percibimos claramente, una vez más, el recrudecimiento del accionar represivo para compensar la debilidad social del régimen impuesto por la Seguridad del Estado y la familia Castro", reza el informe de la ONG.

Además comentaron sobre la excarcelación de Luis Enrique Santos Caballero, Orlán Fernández Velázquez y Reinaldo Rodríguez Hernández, quienes han cumplido íntegramente sus condenas y fueron liberados, por lo que salen de la lista.

Asimismo mencionaron los graves casos de Silverio Portal Contreras y Keilylli de la Mora Valle, quienes han merecido la atención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que les ha otorgado medidas cautelares de protección internacional

La Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) registra 50 activistas de conciencia, convictos o condenados, para un 49% del total censado en Cuba por la organización.

Prisoners Defenders asegura tener "la colaboración de todos los grupos disidentes de la isla y los familiares de los presos políticos para recabar información y promocionar la libertad de todos los presos políticos".

Dicha organización también reconoce otros 11,000 civiles no pertenecientes a organizaciones opositoras, 8,400 de ellos convictos y 2,538 condenados, censados con datos oficiales a 31 de diciembre de 2019, con penas medias de 2 años y 10 meses de cárcel, por cargos denominados en el Código Penal como “pre-delictivos”.