CPJ al régimen cubano: liberen de inmediato a reportera Mary Karla Ares

El Comité para la Protección de los Periodistas instó al régimen cubano a “liberar de inmediato” a la reportera Mary Karla Ares, detenida arbitrariamente mientras cubría la manifestación del 30 de abril en la calle Obispo, La Habana
Mary Karla Ares, reportera detenida en Cuba
 

Reproduce este artículo

El programa de las Américas del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), instó al régimen cubano a “liberar de inmediato” a la reportera Mary Karla Ares, detenida arbitrariamente mientras cubría la manifestación del 30 de abril en la calle Obispo, La Habana.

“Las autoridades cubanas deben liberar de inmediato a la periodista Mary Karla Ares, abandonar la investigación criminal sobre su trabajo y permitir que la prensa informe libremente. Ares no ha tenido acceso a un abogado ni a su familia desde que fue arrestada”, denunció la institución internacional.

En un comunicado en inglés, explican que la joven reportera del diario comunitario Amanecer Habanero fue detenida el 30 de abril, alrededor de las 2 de la tarde, cuando agentes de la Policía Nacional Revolucionaria y de la Seguridad del Estado, desmantelaron la protesta a favor del artista Luis Manuel Otero Alcántara. Denuncian que Ares fue llevada a una comisaría y “las autoridades la están investigando por 'desorden público'”.

María Karla Ares se encontraba informando en directo, por Facebook, sobre la manifestación que intentaba disolver la policía, una protesta pacífica que se desató porque impedían a varios activistas avanzar hasta la casa de Luis Manuel Otero, quien cercado por la policía estaba en huelga de hambre “por la confiscación de su obra de arte por parte de las autoridades y la falta de libertad de expresión”, denuncia el CPJ.

“Hoy [3 de mayo], mientras el mundo celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa, las autoridades cubanas mantienen detenida a una periodista y la investigan por el mero hecho de cubrir una protesta. Las autoridades deben liberar de inmediato a Mary Karla Ares y abandonar la investigación criminal sobre su trabajo”, exigió la organización.

Según la organización jurídica Cubalex, una decena de personas permanecen detenidas desde el viernes: Mary Karla Ares González, Thais Mailén Franco Benítez, Esteban Lázaro Rodríguez López (también reportero y colaborador de ADN Cuba), Félix Modesto Valdés Díaz, Nancy Vera, Yuisan Cancio Vera, Luis Ángel Cuba Alfonso, Leonardo Romero Negrín e Inty Soto Romero.

Ares González, periodista adscrita al Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (Iclep), “está siendo instruida policialmente por un supuesto delito de desorden público”, por reportar directamente la represión de la policía allí, informó la institución en una nota de prensa.

Ares González y Thais Mailén Franco Benítez están recluidas en la unidad de instrucción penal de 7ma y 62, en el municipio Playa, La Habana. Es probable que Franco Benítez y el resto de los detenidos enfrenten el mismo proceso penal por el delito de “desorden público”, aseguró el medio independiente CubaNet.

Los manifestantes pretendían llegar hasta la sede del Movimiento San Isidro (MSI), ubicado en la calle Damas 955 y cercada por fuerzas del régimen desde hace semanas.

Ante la resistencia de los policías, se sentaron e hicieron desobediencia cívica y pacífica, en un pequeño parque de las calles Obispo y Aguacate (Habana Vieja), soportando la embestida policial y de la Seguridad del Estado.

 

Reportero Esteban Rodríguez desaparecido

Zuleidis Gómez Cepero, esposa del activista y reportero ciudadano Esteban Rodríguez, exige al régimen cubano “fe de vida” sobre el colaborador de ADN Cuba, desparecido hace más de tres días por la policía política, desde la mencionada protesta.

“Hago este llamado, públicamente, pidiendo fe de vida de mi esposo. Son 72 horas sin saber de él. Yo y nuestro hermano Héctor Luis Valdés hemos recorrido todas las estaciones [policiales], todas las unidades…”

Gómez Cepero refiere en declaraciones enviadas a ADN Cuba que la policía “arbitraria” dice no saber dónde se encuentra su esposo. Tampoco “la Seguridad del Estado[, que] no responde mis llamados, he ido a todos los lugares, nadie me sabe decir”, lamenta.