Confiscan medios de trabajo de la reportera independiente Iliana Hernández

A la periodista independiente le fueron incautados tres ordenadores, su teléfono móvil, un trípode, un disco duro roto, una memoria USB y dos antenas televisión, entre otras pertenencias
Iliana Hernández
 

Reproduce este artículo

Continúa la escalada de represión contra la sociedad civil independiente, en especial contra las mujeres, otra vez contra la reportera de CiberCuba Iliana Hernández, que hoy fue víctima de un registro policial en su vivienda. Hernández fue amenazada y finalmente detenida, y se le decomisaron varios bienes personales y de trabajo.

En conversación telefónica con esta activista, vecina del reparto Alamar, en La Habana, pudimos conocer detalles del escarnio.

"En horas de la mañana se presentaron en mi vivienda varios policías, con una orden de registro. Un mayor de la Seguridad del Estado, que se hace llamar Armando, era el jefe del operativo. Llegó a mi casa en un auto lujoso con matricula particular y profirió todo tipo de ofensas contra mi persona, sin importarle que estaba delante de mi madre, que se puso muy nerviosa y quedó dañada con esta invasión sorpresiva en nuestra vivienda", cuenta Iliana.

Relata la periodista que le fueron robados impunemente tres ordenadores, su teléfono móvil, un trípode, un disco duro roto, una memoria USB y dos antenas televisión, entre otras pertenencias. La acusaron de receptación de esas propiedades y le exigieron para salir en libertad el pago de 1000 pesos en moneda nacional. "Tampoco me entregaron acta de ocupación de los bienes", dice la periodista.

"En la estación de policía de Alamar el mayor Alejandro, encargado de la represión contra las mujeres opositoras, me amenazó por mi activismo en contra de la dictadura comunista y me advirtió que este 2020 venían con todas sus fuerzas contra mí. Que ya conmigo era un asunto personal y tenía tres caminos: irme definitivamente del país, apartarme y dejar de hacer contrarrevolución o podrirme en la cárcel. Le contesté que yo era un ser humano con derechos y que no estaba de acuerdo con la línea del partido comunista, por lo que seguiría mi lucha como hasta hoy", relata Hernández.

Iliana aseguró que continuará con su trabajo de denuncias contra las violaciones a los Derechos Humanos y que no se marchará del país, porque considera que está haciendo revolución. "Los contrarrevolucionarios son ellos" –acotó–, que están en contra de la libertad y el bienestar del pueblo cubano".